Blog

Las claves del cambio

future ahead

  • ¿Qué cambio estás intentando provocar?
  • ¿Para qué? ¿Por qué? ¿Para quién?

Empieza con el por qué; gran mensaje de Simon Sinek en la segunda charla TED más vista de todos los tiempos. Si no tenemos muy claro el objetivo, el destino, no llegaremos a ningún sitio. Séneca decía que ningún viento es favorable para el barco que no sabe a dónde va. El primer paso hacia el cambio empieza por responder con honestidad estas preguntas.

Las personas cambiamos cuando la perspectiva de futuro es mejor que el presente. Por eso la narrativa con la que hablamos del futuro es tan importante, la forma en que contamos la historia es lo que permite conectar con los demás. No se trata de mentir sino de saber hacer énfasis en aquellos elementos con son más atractivos para la otra persona, pensando en positivo. Esto requiere ingenio y pensamiento lateral. Y sobre todo requiere empatía cognitiva.

Este tipo de empatía consiste en meterse en la mente de la otra persona, con todos sus valores, sus prejuicios, sus miedos, sus sueños y demás emociones. Cargamos una mochila de vivencias que condicionan nuestra visión del mundo. Al contrario de lo que se suele pensar, no se trata de que yo me ponga en la situación de la otra persona sin más. Pongamos el caso de una persona que es cabeza de familia, con hijos pequeños, que acaba de perder su empleo en un sector con mucho paro. Empatizar con ella no significa que yo con mis valores, prejuicios, deseos y miedos me ponga en su situación y trate de ver cómo me siento. Se trata de quitarme mis gafas de ver el mundo y ponerme las suyas, pensando y sintiendo como esa persona piensa y siente. Y desde ahí darme cuenta de que bajo esa perspectiva el comportamiento de esa persona es totalmente lógico. Mientras el comportamiento del otro nos parece ilógico o incomprensible, nos está faltando empatía cognitiva. Existen otros tipos de empatía como la que se produce mediante las neuronas espejo, pero no es esa de la que estoy hablando. Meterse en la mente de otra persona requiere una profunda motivación, cariño, auténtica curiosidad y ganas de aprender a ver la vida como lo hace esa persona. Es una tarea que puede llevar años. Una vez situados ahí podemos empezar a construir la narrativa sobre el futuro adecuada para cada persona, motivando que el cambio parta de ella misma. Puesto que el cambio requiere mucho tiempo y energía, es muy importante tener claro qué cambios merece la pena luchar porque la vida es breve.

A nadie le gusta que le cambien, las personas cambiamos cuando pensamos que la decisión del cambio parte de nosotros mismos. Pese a que esta percepción es a menudo irreal ya que estamos sujetos a la influencia de múltiples factores como la cultura, la educación, la familia y los amigos, las circunstancias. A veces cambiamos porque sucede algún evento trágico en nuestras vidas. Pero cuando pensamos que tenemos el control y la autonomía para cambiar es cuando nos sentimos contentos de hacerlo. Es cuando se puede producir un cambio profundo y duradero. Si el cambio viene forzado por una orden de otra persona es probable que no se llegue a producir (aunque te digan que sí) o que tenga consecuencias destructivas.

Los seres humanos somos irracionales. Todo el mundo cree que su pensamiento es lógico, que tiene sentido y puede explicar el por qué de sus motivaciones. Salvo personas con enfermedades mentales severas, cada persona encuentra un sentido a lo que hace. El cerebro simplifica la realidad para que podamos entenderla y sobrevivir en el mundo, construyendo modelos y patrones que nos permiten clasificar y procesar la información. Pero la realidad no es lo que vemos ni percibimos, cada cual ve su realidad. Para encontrarle sentido a nuestro mundo, el ego se interesa por la información que refuerza nuestras creencias (sesgo de confirmación), y rechaza las opuestas. Por eso preferimos leer un libro de una ideología afín y evitamos leer uno que pueda poner en duda nuestros esquema de creencias.

Desde una posición de "mi planteamiento es lógico y el tuyo no", no cambiaremos a nadie. No se trata solo de cómo lo expresemos sino que de verdad lo pensemos. En ese juego hay un ganador y un perdedor, mi visión contra la tuya. Desde ahí las personas no nos sentimos reconocidas, ni entendidas de verdad.

"Me estas tratando de convencer de que tus ideas tienen más sentido que las mías pero no me entiendes porque no llevas las mismas gafas de ver el mundo que llevo yo. No me ves como yo me veo a mí y como veo la vida." 

Esa persona sabe que está siendo juzgada. Es inevitable que juzguemos a los demás porque el cerebro lo hace tan rápido que ni nos damos cuenta. Es condición humana ver primero nuestras diferencias con los demás que las coincidencias; "es más guapo, más feo, más fuerte, más gordo, más delgado, más inteligente,..." No podemos evitar que se produzca ese juicio immediato pero sí podemos elegir ignorarlo, dejarlo fuera de la conversación y de los pensamientos a la hora de tratar a los demás. Al mismo tiempo necesitamos aceptar que también estamos siendo juzgados cuando nos exponemos a un proceso de cambio, que es natural. Una de las mejoras herramientas que existen para comunicarnos sin juicio es la Comunicación No Violenta.

La clave del cambio es llegar a ver al otro de verdad, con todo su equipaje. Cuando el otro se sabe reconocido entonces puede querer subirse a nuestro barco porque juntos decidimos el rumbo que ponemos hacia un destino mejor.

El líder es aquella persona que consigue que los demás quieran subir a su barco y remar juntos por voluntad propia, sin forzar a nadie. Así lo explica Daniel Gabarró en Liderazgo Consciente.

En relaciones difíciles las conversaciones sobre el cambio no funcionan si son demasiado directas. "Explícame, ¿por qué has suspendido el curso?", ¿por qué no te pones a trabajar?"¿Por qué has dejado ese trabajo?". Ser tan directos ante cuestiones delicadas provoca que la otra persona se cierre a la defensiva. En relaciones familiares y laborales difíciles, no podemos abordar la conversación de frente sino en diagonal. Compartiendo tiempo juntos, momentos buenos y conversando sobre cosas sin importancia. Poco a poco, los temas importantes irán saliendo a la luz sin forzarlo, en pequeñas dosis. Así podremos ir aprendiendo a sentir como siente el otro.

Es muy importante mirar a los ojos durante la conversación y permitir que haya silencios. El silencio permite crear espacio para la reflexión y la respiración consciente. También contribuye a provocar una tensión sana que mantiene viva la atención. Es importante que la conversación se produzca cuando se reúnan las condiciones adecuadas para que ambas personas se sientan receptivas a escuchar y comunicarse. Es contraproducente iniciar la conversación cuando una de las dos está estresada porque dispone de poco tiempo, o cuando hay mucho ruido en el ambiente, temperatura extrema o no hay intimidad, es decir, hay personas escuchando que no deberían... hay que elegir el momento adecuado para la conversación y cuidar que solo estén las personas que deben estar, nadie más.

Uno de los principales motivos por los que no cambiamos es el miedo. Todo el mundo tiene miedo a algo. El miedo es una herramienta útil que nos da información para mantenernos con vida. El cerebro reptiliano se encarga de decirnos "quédate en casa que estas mejor", "quédate en tu trabajo que es estable y no está tan mal", "mejor no digas nada", "no saldrá bien", "¿qué van a pensar de ti?", "no vales lo suficiente", "no das el nivel", "este año no, mejor el próximo". Su función es mantenernos vivos en un entorno hostil. Sin esa parte del cerebro no estaríamos aquí. Aunque tiene su utilidad, el mundo en que vivimos hoy no tiene los peligros del paleolítico por lo que entrar en pánico nos limita. Entre la emoción y la acción tenemos un espacio para respirar donde la parte frontal del cerebro tiene la oportunidad de decirle a la amígdala, "gracias por tu consejo pero ahora no es eso lo que necesito". El espacio entre la emoción y la acción es algo que trabaja mucho Rosa Elvira González en sus formaciones y algo que también he escuchado de líderes de éxito como Roberto Canales. No es fácil, lleva toda una vida. Pero ciertamente comprender nuestro cerebro primitivo, el hecho de que es humano, es una ayuda para empezar a caminar hacia ese lugar. Entender cuándo el miedo de los demás está actuando para bloquearles es fundamental para ayudarles a vencerlo.

El líder es seguido cuando hace que los demás se sientan seguros, mostrando un camino en el que no hay miedo.

Uno de nuestros mayores miedos es la ira del tirano interior, como díría Hana Kanjaa en su gran libro. Todos cargamos en la mochila la marca de la vergüenza que alguien nos hizo sentir en algún momento. Pensamos que tememos a la situación del exterior, pero en realidad a menudo es miedo a la voz de ese personaje interior que nos sabotea. La que te dice que no eres suficientemente. Que deberías ganar más dinero, tener un puesto más alto en la empresa, ser más fuerte, estar más delgado, ser más guapo, más inteligente, ser más constante, más valiente...  Es hora de decirnos que ya somos suficiente, como dice Brené Brown en su gran charla TED, el poder de la vulnerabilidad.

En algún lugar leí que por nuestra mente pasan muchos más pensamientos negativos que positivos durante el día. Tiene sentido de cara a la supervivencia en el paleolítico.  Podemos elegir no subirnos al tren de los pensamientos negativos. No es fácil en absoluto, pero es posible. Hace poco escuché una poderosa frase que se me quedó grabada: "Donde hay amor, no hay miedo" - resulta ser una frase bíblica.

Más allá del miedo, la motivación intrínseca se compone de otros factores como los sueños, los deseos. Y también emociones que asociamos como negativas pero que son extremadamente útiles y necesarias para mantenernos motivados el tiempo que haga falta hasta cambiar las cosas. Si el Dr. Martin Luther King hubiera sido blanco, su motivación para provocar el cambio en la sociedad no hubiera sido la mismo. El Dr. Luther King tenía un sueño, pero también sufría todo tipo de maltrato con sus consecuentes emociones negativas.  Esto no significa que haya que infligir castigo en los demás para que cambien, eso sería un jefe tirano y no un líder. Lo que significa es que si entendemos las emociones negativas de los demás podemos hacer palanca con ellas. Por otra parte sus sueños son lo que nos permite co-crear ese atractivo futuro. Sobre el impacto de las emociones en el cambio aprendí leyendo el libro A Beatiful Constraint.

El dilema del coste hundido también juega un papel importante en la toma de decisiones; en algún momento del pasado hicimos una inversión y nos anclamos a aquel esfuerzo pese a que es inútil para el futuro. Por haber gastado un tiempo o un dinero, seguimos gastando más tiempo o más dinero o simplemente perdiendo oportunidades. ¿Cuál es el coste hundido que impide el cambio en la persona en que lo buscas? ¿podemos explicarle que aquel regalo del pasado ya no sirve para el futuro? ¿que el pasado es pasado?

Todo esto aplica tanto al cambio en los demás como al cambio interior, al de tí mism@. Si el cambio que buscas es en tí, además hay otra poderosa pregunta que añadir a las de arriba:

  • ¿En quién te quieres convertir?

En lugar de pensar qué quieres cambiar de tí, piensa en quién te quieres convertir. Imagínate como piensa esa persona que quieres llegar a ser, cómo se comporta, cuál es su actitud. Ahora prueba a comportarte como si ya fueses esa persona. Actúa como si ya hubieses llegado a ser quien quieres ser, imitando a ese yo del futuro, porque imitando podemos cambiar nuestro discurso interno y llegar a donde queremos. Ejemplo: si quieres ser un gran conferenciante, súbete al escenario como si ya lo fueses, como si hubieses dado miles de conferencias y tuvieras reconocido prestigio.

Buena parte del contenido de este artículo han sido lecciones aprendidas de Seth Godin mediante sus libros, sus podcasts y por supuesto gracias a altMBA, especialmente a mis compañeros de curso.

Estuve en AOS2019 en Bilbao

AOS2019Felicito a la organización del AOS2019 de Bilbao porque estuvieron geniales. Estoy muy agradecido a todas las personas que lo hicieron posible: organización, patrocinadores, personal del hotel y sobre todo a todos los participantes. En esta ocasión la fecha coincidió con mis clases anuales en el Máster de Métodos Agiles de La Salle, por lo que sólo pude estar en el AOS el jueves y un ratito en la mañana del viernes. Me perdí la mayor parte de las sesiones, que tuvieron lugar el viernes.  Me dió mucha pena no poderme quedar a disfrutar de todo el evento porque tenía pinta de que podía aprender mucho allí y por lo que leí en twitter estoy seguro que así hubiera sido. Pero tampoco me quejo porque el jueves lo viví a tope, además disfruté de la cena y del networking hasta que el cuerpo aguantó, conociendo a mucha gente nueva y reconectando con viejos amigos.

Tuve suerte de que mis dos propuestas del jueves fueron elegidas, rellenando las dos espacios horarios que permitía la tarde. En una sesión estuve introduciendo BDD y facilitando el debate que hubo entre los participantes de la sesión, que fue muy interesante. La gente se quedó con ganas de más, lo cual interpreté como buena señal. Aquí están las slides que mostré. Y en cuanto a autores que cité: Gojko Adzic, Dan North, Gáspár Nagy, Seb Rose, Matt Wynne, Aslak Hellesoy. Sus libros, sus charlas, sus cursos son excelentes para aprender BDD.

En la otra sesión estuve hablando sobre las claves para provocar el cambio y de esto pronto haré un post resumen pronto. Esta segunda fue la que más me gustó por la profundidad del tema y las aportaciones de los participantes. Además recibí buen feedback después sobre cómo mejorarla, con lo cual de aquí puedo sacar buenas charlas. Si alguien estuvo y quiere comentarme más feedback estaré encantado de recibirlo. La charla fue una combinación de lecciones aprendidas recientemente sobre lo que nos hace cambiar.

Me quedé gratamente sorprendido con el nivel de los comentarios de los participantes. Hablaban desde la experiencia de estar en equipos verdaderamente ágiles. Me pareció que la comunidad ha llegado a un nivel muy maduro de conocimientos y experiencias. Me pareció que los principios y valores estaban muy bien interiorizados. La gran mayoría de los asistentes no había estado antes en un AOS y eso hacía en cierta forma que yo lo viviera como si todo fuera nuevo, porque pocos me conocían, era uno más allí intentando conocer a gente, aprender y aportar. Este nivel de simetría que se crea en los open spaces es muy enriquecedor, no hay distancia entre ponentes y audiencia. La gente verdaderamente se mueve por lo que le aporta y le interesa. Me encantó estar inmerso en la comunidad. Y por supuesto me encantó reencontrarme con los buenos amigos de todas partes del país que llevaba sin ver incluso años. La reconexión con los amigos te da alas.

Algunas notas que me llevo para leer e investigar:

  • Libros que me fueron recomendados por personas con las que conversé:
    • Cambia el barco de rumbo, David Marquet.
    • Ahora o nunca, Nuria Picas.
    • Americanah de Chimamanda Ngozi
    • Altered Traits - Daniel Coleman
  • Videos: The nothing box, Mark Gungor
  • Niuco: una empresa que quiere cambiar el modelo de aprendizaje
  • Pixar Pitch - Explicado por Fernando Bogas, material sobre el que indagar
  • Wardley maps - De Simon Wardley - Me lo contaron JM Beas y Roberto Canales, esto lo quiero investigar bien.

Después durante mi estancia en Barcelona tuve la suerte de reencontrarme con buenos amigos y me recomendaron los siguientes recursos:

Como cada año, me lo pasé genial en mis clases del máster y me encantó conocer a tantos profesionales apasionados de su trabajo.

La oportunidad de la pequeña frustración

Las pequeñas dificultades son una oportunidad excelente para observar cómo funciona tu mente. Cuando no puedes abrocharte o quitarte el broche de la pulsera, no puedes abrir o cerrar el grifo, no consigues sacar un clavo o un tornillo. Tropiezas, caes y te manchas la ropa. Vas rumbo al aeropuerto con el tiempo más bien justo y te encuentras con un atasco. Son esas situaciones cotidianas que no ponen en peligro tu vida y sin embargo pueden suponerte una escalada de ira, de estress, de daño a tu autoestima... te llevan a un estado mental negativo que te puede arruinar el día. Es tu mente la que está llevándote al sufrimiento, no es la realidad. Es el momento ideal para reconocer esa voz interior que viene a chincharte y que puedes ignorar. Esta situación es un espacio de entrenamiento perfecto porque tu vida no corre peligro, tus emociones son reales y mediante la respiración y la observación del propio pensamiento puedes comprender lo que está ocurriendo y dejar de identificarse con el sujeto que está frustrado. Puedes aprender a dejar de culpar a los demás por lo que sea que te está ocurriendo. Es un campo de experimentación que te permite medir el progreso en tu trabajo interior y te prepara para la convivencia contigo mismo y con los demás. También te prepara para las situaciones que verdaderamente son importantes en la vida.

Aprovecha la oportunidad de la frustración

Veganismo y carnismo: siendo sincero

Un poco de contexto

Hace más de 13 años que no como nada de carne ni de pescado. Algo que en realidad quise hacer desde siempre pero mis padres no me dejaban. Dejar la carne fue muy fácil para mi porque nunca me gustó. No me gustaba el jamón serrano, nunca pude comer visceras, y practicamente solo comía pechuga de pollo y algo de cerdo muy hecho y con mucha salsa. Así que para mí admito que dejar la carne fue tremendamente fácil, fue casi un alivio. Pero entiendo que para aquellas personas que les gusta la carne poco hecha con sangre en el plato y que lloran de emoción cuando ven una pata de jamón serrano, dejar de comer carne sería todo un mundo.
Hace 2 o 3 años decidí dar el salto a vegano porque me informé más. Ví documentales, leí libros y descubrí que comiendo lácteos y huevos industriales estaba causando practicamente el mismo daño que comiendo carne. Cuando me informé y vi vídeos de granjas y de mataderos me sentí muy mal por no haber dado el paso antes. Me invadió la ira, me enfadé con el mundo por hacer lo que los humanos les hacemos a los demás seres vivos y durante un tiempo fuí intolerante hacia los no veganos y me irritaba mucho con las bromas típicas que me hacían los demás por no comer carne. Fuí extremista y agresivo. Este comportamiento es dañino para el que lo padece, para los demás y para el veganismo. Cualquier radicalismo dentro de un moviemiento hace que pierda fuerza y credibilidad ante los demás porque se percibe como dogma, cono una religión. No importa que lo que haya detrás sean hechos reales como la vida misma, una actitud intolerante provoca resistencia y una guerra que no lleva a ningún sitio.
Con el tiempo fuí suavizando mi actitud y siendo más capaz de ponerme en el lugar de los no veganos. Dejaron de afectarme las bromas fáciles de siempre y dejé de pensar que todo el mundo debía ser vegano. Digamos que acepté las cosas tal como funcionan. Ahora soy un vegano más feliz y que como efecto secundario de ser respetuoso y tolerante me he dado cuenta que sin buscarlo, hay más gente a mi alrededor que toma conciencia de sus elecciones a la hora de comer. Siento que me respetan más. No juzgo a la gente por lo que come, no me meto en la vida de nadie, no me opongo a sentarme a la mesa con platos de carne de los otros comensales, y agradezco cualquier gesto de amabilidad y de respeto hacia mi decisión de comer y vestir vegano. En lugar de dar peso a la negativo, se lo doy a lo positivo. Celebro los pequeños avances de conciencia que vamos viendo en la sociedad. Me inspiro en otros veganos que son amables y creativos como Guillermo Latorre. Y en veganos heróicos como Igualdad Animal, que con sus investigaciones están dando a conocer la verdad de la industria, dando voz a quienes no la tienen.
Hay mucho trabajo por hacer y muchas discusiones que se repiten una y otra vez, por lo que me apetecía escribir mis pensamientos a día de hoy para quitármelos de la cabeza y poder remitir a la gente a este post en lugar de repetir conversaciones.

Consumo consciente

No hace falta que todo el mundo sea vegano pero es imprescindible que la población mundial reduzca el consumo de carne porque el planeta no puede sostener este ritmo. Esto no me lo estoy inventando yo, la ciencia nos dice que es imposible aguantar este ritmo. Hay mil sitios donde podemos leer el impacto de la industria cárnica en el planeta como por ejemplo Cowspiracy Facts.
La mayor parte de la vida de mis abuelos y de su generación, sólo se podía comer carne unos meses del año. Se engordaba al cerdo durante el año, se hacía la matanza y se comía carne hasta que se terminaba el embutido. Sólo los ricos podían comer carne con más frecuencia. Lo que se hace hoy en día en el primer mundo de comer carne tres veces al día los siete días de la semana es algo sin precedentes en la historia de la humanidad. Es un disparate que las autoridades sanitarias ya han advertido. Así que realmente no es raro plantearse dejar de consumir carne unos cuantos días de la semana sino que es más sano y es más que necesario para el planeta. No solo para las demás especies animales y el entorno natural sino para los humanos en el tercer mundo que sufren las consecuencias del estilo de vida que tenemos en el primer mundo.

Recomiendo estar informados sobre lo que ocurre en las granjas y en los mataderos porque esta es la única forma en que podemos cambiarlo. La industria cárnica nos manipula por interes económico. En general la industria de la alimentación nos manipula y solo con un consumo consciente podemos hacer que esto cambie. Así que es recomendable ver los vídeos de las granjas, saber cómo funcionan los mataderos y saber qué hay en nuestra comida.
A menudo me encuentro personas que dicen que me entienden y que no les gusta que los animales sufran, pero que prefieren seguir comiendo carne y no ver ningún documental. Esta actitud donde tu corazón te dice una cosa pero tu cabeza te dice otra totalmente diferente, no puede ser sana. Creo que esta discordancia es uno de los motivos de que haya personas que intenten desacreditarnos a los vegetarianos o veganos para sentirse bien. Creo que es porque esas personas en el fondo se sienten mal consigo mismas. En muchos casos esas personas no cambian sus hábitos porque la industria e incluso los médicos desinformados les dicen que para estar sanos deben seguir comiendo carne. Por eso creo que es tan importante informar y estar informados. Para que la gente pueda elegir de verdad libremente, sin la presión de la industria y de la sociedad desinformada. Más adelante hablo del tema salud.

Con conciencia de consumo adecuada, aquellas personas de poder adquisitivo pueden por ejemplo comprar carne de animales que han vivido en total libertad, felices. Y no nos engañemos, no es barato. Una pata de jamón pata negra de bellota puede costar entre 1000 y 4000 euros. Sólo tienes que imaginarte el coste que tiene criar a un cerdo en esas condiciones para entender que pueda valer este precio.
Si te gusta mucho esta carne y tienes un gran sueldo, ¿por qué invertir tu dinero en un jamón industrial? Consumo consciente y responsable.
Sin ser jamón serrano, me consta que hay otros productos de origen animal no industrial con unos precios mas asequibles.

Particularmente no como carne ni siquiera de este origen porque despues de tantos años sin carne, la idea de comerla me da mucho asco. Algo ha mutado en mi cerebro y comer carne de un animal sería para mí tan repugnante como comer carne humana. Incluso aunque no lo fuera, me tira para atrás el funcionamiento de los mataderos.
Por desgracia la ley no permite matar a los animales en el lugar donde viven con medios que evitasen el sufrimiento como un tiro en la cabeza. La ley obliga a ir al matadero donde los animales pasan allí 24 horas de pánico presenciando la muerte de los que van delante y despues la agonia de una muerte lenta y cruel cuando les llega el turno. Los mataderos funcionan por kilos de carne que sale por hora. Con esta métrica lo que menos importa es si el animal está vivo o muerto cuando llega al despiece. Simplemente se le despieza lo más rápido posible. Es mucho peor que una película de terror.

El autoconsumo es una opción de comer carne que probablemente sea la más humanitaria. Criar al animal en las mejores condiciones, darle buena vida y luego darle una muerte rápida, sin dolor y sin miedo. Esto lo puede hacer gente en los pueblos que tenga el amor suficiente para criarlo en las mejores condiciones y el desapego suficiente para matarlo de un solo disparo o golpe.
De hecho el autoconsumo es la única excepción que hago en mi dieta, no con la carne sino con los huevos. Aún no tengo gallinas, que las tendré pero mi vecino si que tiene unas cuantas gallinas sueltas. No se dedica a la venta sino que son para autoconsumo y cuando tiene de sobra se los compro. Si me lee algún vegano dogmático me quitará el "carnet de vegano" cuando lea esto, pero no me importa (no existe tal carnet, es una forma de ilustrarlo).
El día que mi vecino se dedicase a la venta de huevos dejaría de comprarlos porque en el momento que hay negocio, los animales se convierten en mercancía y el cariño y el respeto se esfuman. Por eso no compro huevos de supermercado ni que ponga que son de gallinas sueltas. Hay mucho tongo con los supuestos huevos de gallinas sueltas. Tampoco como huevo fuera de casa, al desconocer su procedencia real. Si hay negocio de por medio, no quiero participar.

A pesar de mis convicciones aplaudo a la gente que se gasta el dinero en carne y huevos de animales sueltos, especialmente cuando conocen a los ganaderos y pueden ver por ellos mismos que los animales viven bien. Porque se trata de minimizar los daños, de ser coherentes y de intentar hacerlo lo mejor posible dentro de las posibilidades de cada cual.

Para entender cómo funciona la industria cárnica y darse cuenta de la manipulación a la que somos sometidos, recomiendo el libro de Melany Joy. A mi me marcó ese libro. Sin embargo me ha sorprendido hablar con personas que lo han leído por recomendación mía o de otra persona y me dicen que todo eso que pasa es en Estados Unidos y que aquí no pasa eso. Y con ese argumento niegan la realidad. Gracias a las investigaciones de Igualdad Animal sabemos que en España ocurre lo mismo y en Inglaterra y en Bélgica.... y en todos sitios, porque el negocio convierte a los animales en cosas. Este año en el programa de televisión Salvados pudimos ver un reportaje sobre todo esto.

Ser vegano no es más sano, pero tampoco es nocivo

Igual que existe la manipulación de un lado, puede haberla desde el otro. Quien dice que la dieta vegana o crudivegana es la ideal, creo que no tiene suficiente información. Sinceramente el humano ha sido omnívoro desde siempre y por eso no creo que la dieta vegana sea la mejor. De hecho tenemos que suplementarnos con vitamina B12.
Para comer bien hay que currarse más la cocina, ocuparse de comer bien y esto es un esfuerzo sobre todo al principio. En mi caso además soy ectomorfo, entreno fuerza e hipertrófia y busco ganar masa muscular. Me resulta más difícil llegar a las cantidades diarias recomendadas de proteína que si comiera carne porque soy de poco comer con lo cual muchos días no llego a los 1.6 gramos de proteína por kilo que se recomiendan para ganar masa. Es decir si en lugar de comer alrededor de 120 gramos de proteina diaria, hay dias que me quedo en 90. Pero tengo muy claro que por encima de mi aspiración deportiva y estética está mi voluntad de no hacer daño a los animales, ni al planeta ni a otras personas. Tengo mis prioridades claras.
Ojo, hay muchos veganos que consiguen fácilmente la ingesta de proteina requerida para ganar mucha masa muscular. Existen alimentos vegetales altísimos en proteína como la soja y sus derivados poco procesados como tofu y tempe. También otros menos populares como los altramuces, judías, garbanzos, lentejas, salvado y copos de avena, frutos secos, cacao, espirulina... no es un problema obtener proteína. Y en cuanto a los batidos de proteína suplementarios, las combinaciones de proteinas vegetales como soja, guisante, arroz y cañamo son una alternativa completa a los batidos de proteína de procedencia animal. Hay grandes atletas veganos que demuestran que ser vegano no es un impedimento para lograr cualquier meta.
Llevar una dieta vegetariana o vegana tiende a ser muy saludable porque comes más fruta y verdura que en otras dietas y suele ir acompañada de más hábitos saludables. Supone un nivel de conciencia distinto que te sugiere adoptar también otros hábitos saludables como dormir más y hacer deporte. Y te da la satisfacción de que estás un poquito más en paz con el medio ambiente, de que no tienes nada que ver con el holocausto animal que está ocurriendo cada día.
Así que es importante desmitificar la dieta vegana y la vegetariana tanto a la hora de exagerar sus beneficios como a la hora de demonizarla. Si tus comidas son adecuadas y te suplementas de vitamina B12 no tienes ningún problema de anemia ni deficiencias de ningún tipo. Mis analíticas despues de 13 años sin carne ni pescado son estupendas y mi rendimiento entrenando mejor que nunca.
Y por supuesto, si fumas o bebes alcohol o sufres mucho estres o duermes poco, lo último que debería preocuparte es la dieta vegetariana. La cadena se rompe por el eslabón más débil. Recuerda la coherencia y el sentido común.

Respeto

Aquellas personas que deciden reducir el consumo de productos animales, están haciendo uno de los esfuerzos más nobles por el bien del planeta. Se merecen un respesto. No importa si tu dieta es vegetariana y ellos comen carne dos veces en semana, no son el enemigo. No importa si tu dieta es vegana y ellos vegetarianos, no son el enemigo. Cualquiera que esté consumiendo de manera consciente se merece un respeto. Los demás tambien, pero lo que trato de decir es que hay que animar, recompensar y reconocer a quien ya está andando el camino. Tender una mano. No tiene ningún sentido que el vegano vea al vegetariano como el enemigo. Aquí el único enemigo son las mentiras, la desinformación, la indústria y su falta de escrúpulos.

Los argumentos típicos sobre si los veganos matan mosquitos o si las plantas sienten y estos se las comen, están fuera de lugar. Por encima de todo está la supervivencia de cada uno. Hemos venido a luchar por sobrevivir, salvo aquellas personas que se suicidan que por desgracia son muchísimas. Y por tanto, aunque recozco que las plantas sienten, no voy a morir de hambre por ello. Pienso que este tipo de argumentos buscan desacreditar a los que consumen de manera consciente para hacer sentir mejor a los que los utilizan. No hace falta desacreditar a los demás para justificarte. Haz lo que creas conveniente y respesta a los que están haciendo algo por el planeta y comen menos carne. Le están haciendo un favor a tus hijos y a tus nietos. Si eres una persona inteligente sabes que son discusiones sin sentido. Puede que hayas tenido una mala experiencia con algun vegano dogmatico. Lo siento, es una persona que todavia está en una fase inmadura y está en proceso de aprendizaje. Si insistes con esos argumentos, los que ya se encuentran en un punto mas avanzado del camino no van a molestarse con tu actitud, simplemente te van a ignorar. No vas a encontrar información enriquecedora ni útil por esa vía.

En cuanto a las tradiciones, yo las entiendo perfectamente y las respeto. Pero también me gustaría que se entendiera que pueden resultar excluyentes. Hay ciertos eventos de mi sector a los que no voy porque no quiero encontrarme con un cochinillo en la mesa a la hora de comer, por ejemplo. Yo se qué dicen que está muy rico de sabor, que es una tradición, etc... pero para mí es una imagen extremadamente explícita del holocausto al que están sometidos estos animales. Un animal como el cerdo que es más inteligente que un perro y que comparte mas del 90% del genoma nuestro, que es apartado de su madre... es rememorar un drama que conozco bien. Y en un evento técnico no veo la necesidad de rememorar ese drama. Así que yo respeto la tradición y la entiendo, pero no deja de ser repelente para quienes no la comparten. Hay momentos para la tradición y momentos en los que no toca meter la tradición. Y me refiero a las tradiciones gastronómicas. Todas las demás tradiciones que tienen que ver con tortura de los animales no tienen ya hoy en día ninguna justificación plausible. Fueron parte de nuestra historia, está bien que las recordemos pero no son parte de nuestro futuro.

Conclusión

No es tan difícil entendernos si todos ponemos de nuestra parte. No desde el rencor, el juicio o el miedo. Sino desde la ciencia, el amor y el respeto. La sociedad está cada vez un poquito más concienciada. Existe mucha desinformación en internet y muchas mentiras, pero aún así la tecnología nos está permitiendo avanzar hacia un estado de conciencia más profundo. Poquito a poco estamos cambiando a mejor.

Cosas del 2018

Nochevieja 2018
Nochevieja 2018

El 2018 se marchó volando, al igual que la última década que se me ha pasado sin darme ni cuenta. Pasaron muchas cosas y puedo concluir que he vivido un año fantástico porque ni yo ni a mis seres queridos más cercanos hemos sufrido problemas de salud serios. Estoy muy agradecido a la vida por darnos este año de buena salud, paz y amor, sobre todo teniendo en cuenta todas las catastrofes que han ocurrido y que siguen ocurriendo en este mundo loco en que vivimos.

A principios de año se hizo oficial que me marchaba de Codesai, la empresa que yo mismo co-fundé junto a mis ex-compañeros. Fueron unos meses dificiles porque la salida no fue fácil. Me marché dolido, muy cansado y falto de energía. Aprendí muchísimas cosas durante mis años en Codesai, sobre mí mismo, sobre las personas y sobre la gestión de la empresa. Estoy muy agradecido a todos los que fueron mis compañeros en su día por haberme permitido vivir la experiencia. Y también muy contento de ver que Codesai marcha muy bien hoy en día.

Si me lo hubiera podido permitir hubiese estado unos meses o un año sabático disfrutando de familia, amigos, deporte y ocio. Pero la economía no me lo permitía, tenía que seguir trabajando y tuve la suerte de que se dieran las condiciones para arrancar Lean Mind, mi nueva empresa. Esta es la tercera empresa que arranco, pero la primera sin socios. Gracias sobretodo al apoyo de las comunidades de desarrolladores de Canarias, especialmente CanariasJS, un grupo de personas con mucho talento decidió venir a formar parte de Lean Mind y ellos son los protagonistas del 2018. Lo mejor de este año, en lo profesional, ha sido conocer y trabajar con este gran equipo de profesionales. Estoy muy agradecido de poder contar con ellos y espero que en 2019 sigamos juntos y tan motivados como ahora. Hemos tenido mucha suerte con los proyectos y los clientes. Hay muchas personas a las que agradecer que nos vaya bien, tantos que seguro se queda mucha gente sin nombrar en este post. Mención especial a mi amigo Vicent Soria que confió plenamente en mí al encargarnos el mantenimiento de B-wom. A través de Vicent conocí a Helena que luego nos puso en contacto con más clientes y gracias a esto la mitad de la plantilla ha disfrutado de proyectos muy bonitos durante el año.

En el arranque de la empresa conté con el inestimable apoyo de Kairós DS para trabajar en la formación de su Generación-K, un grupo de 16 juniors, de las cuales 15 eran mujeres. Buena parte del grupo venía de formarse en Adalab. Gracias a que Isaura estaba en Madrid y le apasiona formación nos metimos en este berenjenal juntos y disfrutamos de una experiencia sin precedentes. Estoy encatado de haber conocido a tanta gente interesante. Aprovecho a dar las gracias a toda la gente de Kairós con la que trabajamos durante ese tiempo, especialmente a Manu Fosela.

En Lean Mind nuestro principal servicio es el desarrollo de software y no la consultoría ni la formación. Esto me ha permitido pasar todo el año en casa sin apenas viajar. Es una gran diferencia con los años anteriores donde viajaba por trabajo. Reducir viajes es una meta que tenía desde hacía mucho tiempo así que... objetivo cumplido! mi cuerpo, mi mente y mi familia lo agradecen. Ojalá que 2019 siga siendo así. Una de las salidas fue a Madrid al evento de gestión de proyectos de Tencofor. Muchas gracias a Tecnofor por la invitación y por lo bien que nos trataron:

No se me dan bien las relaciones en la distancia, por lo que este año tengo un poquito perdido el contacto con los colegas de las comunidades TIC en las que me suelo mover. Como propósito para 2019 está retomar el contacto, seguir mejor a la gente en las redes sociales y charlar por videoconferencia. Este año practicamente no he leído twitter porque me agobiaba. Tampoco he asistido a eventos técnicos fuera de Canarias. En 2019 es previsible que no asista a muchos porque mi idea es centrarme en asistir a eventos de negocio donde pueda dar a conocer nuestra empresa y conocer a potenciales clientes. Siento que mi trabajo ahora es liderar bien la empresa y para ello necesito formarme en materia de empresariales, seguir formándome en cuanto a liderazgo y asistir a eventos orientados al negocio. Estoy inscrito a AltMBA de Seth Godin para aprender sobre todos estos temas. Creo que un MBA presencial ahora mismo sería demasiado esfuerzo y poco retorno teniendo en cuenta el recorrido que llevo. Hace 10 años hubiera sido ideal. Hablando de aprender, en 2019 me gustaría disponer de tiempo para empezar a estudiar Inteligencia Artificial y Ciencia de Datos. Pero no será el año en que me pueda reinventar profesionalmente para ser un experto en ninguno de estos temas, porque no tengo la capacidad de progresar a la vez en múltiples áreas. Ahora la troncal es la empresa. Me ha costado años aprender que no puedo estar metido en muchas cosas a la vez, que debo elegir. Los días cada vez me parecen más cortos, tengo la sensación de que el tiempo  pasa cada vez más rápido.

En este 2018 también cumplí mi propósito de hacer networking local en Canarias. Me he apuntado a todo lo que he podido: InTech Tenerife (diversas actividades que organiza), Cluster de Excecelencia Tecnologica de Canarias, Jovénes empresarios de Canarias, Mentor Day, TLP Innova, charlas en la ULPGC, JSDay Canarias (en la ULL), GDG, Digital Nomads...
Las relaciones locales nos han abierto las puertas de nuestras dos oficinas. Una en el ITER gracias a CEDeI y la otra en La Laguna gracias a InTech Tenerife. El bueno de Antonio Fumero fué quién me ayudó para entrar a CEDeI además de brindarnos buenas ideas. Por otro lado las conversaciones con mi amiga y coach Rosa Elvira González me han permitido conocer muchas de estas inciativas. El gran Jota me invitó este año a la edición del Entreprenurs Fight Club donde participé junto con un gran emprendedor, Isidro Quintana.  Me lo pasé muy bien, es un evento muy divertido. Aquí el video:

Por otra parte, hace poco fuí invitado por Francisco Mesa a El Día Televisión para estar unos minutos en el Magazine de Mariam Moragas, hablando sobre Lean Mind:

Me gustaría agradecer desde aquí a Paco Mesa la enorme labor de difusión que hace sobre emprendedores en Canarias, que tiene como fruto su libro "Emprendedores de Canarias". Quizás poca gente sepa que todo este trabajo de Paco en la televisión y también en su podcast es algo que realiza de forma totalmente altruista ya que no es parte de sus tareas en El Día. Desde hace años dedica muchísimas horas a la difusión, a veces por las noches, donando su tiempo y sus ideas al desarrollo local. Es un ejemplo de esfuerzo y sacrificio por aquello en lo que cree. Paco da una visibilidad valiosísima a personas y proyectos locales. Tenemos mucha suerte de contar con él en Canarias. Muchísimas gracias por estar ahí Paco!

Quiero terminar hablando del deporte. Dando las gracias a mis amigos Miguel, Juan y Patrick por los buenos consejos deportivos, las ayudas para corregir la técnica, mejorar la alimentación... También a los fisioterapeutas que hacen que me recupere cuando aparecen las molestias, la clínica Gonion y la clínica Dorsum. Agradecer a Juanje Ojeda la difusión que hace sobre sedentarismo y movilidad que han conseguido que me compre una pulsera cuenta pasos y que a día de hoy esté haciendo una media de 10k pasos diarios. Y por supuesto los recursos de internet, empezando por Marcos Vazquez de Fitness Revolucionario, sus libros y sus podcats, seguido de Power Explosive por sus grandes videos explicativos,... y tambien otros canales super interesantes como Athlean-X, Imparable Tv, Fisioterapia Online...
Sigo progresando en el ejercicio de fuerza con pequeñas ganancias en la técnica y la flexibilidad. En 2019 el foco estará en la movilidad, con la idea de mejorar la salud integral. Incorporar el yoga, caminar mas, y perseguir la ganancia de fuerza, ya sea levantando más peso o más explosividad...  es un mundo apasionante. Pronto espero recuperarme de algunas molestias y retomar también las clases de boxeo.

2019 se presenta con muchos retos por delante. Lo importante es que hay salud y fuerza para afrontarlos. Aunque parezca que no, cada vez hay un poquito más de conciencia social y ambiental, creo que la sociedad está evolucionando poquito a poco. Deseo que en 2019 el mundo sea un poquito mejor de lo que ha sido. Feliz año nuevo!

 

 

 

 

 

 

Nuestro programa de aprendices

Aprendices
Rubén, Jorge y Cristian
En Lean Mind estamos formando a nuestros futuros compañeros de trabajo con un programa de aprendizaje remunerado, gracias al Cabildo de Tenerife a través del ITER. Este programa se llama CEDeI. Gracias a CEDEI los aprendices cobran un sueldo mientras están aprendiendo con empresas. Dentro del CEDEI habemos varias empresas. La primera que hubo y que sigue participando es la multinacional ATOS, pero desde hace poco también estamos nosotros.
Para los aprendices que entran a CEDEI con nosotros, las obligaciones son venir todos los días a la oficina de 8h a 16:30h y aprender lo más posible. Además del sueldo, el ITER pone bocadillos para desayunar a las 10h y un buffet para comer a las 13h, además de agua, infusiones y café a disposición del personal.
Las instalaciones son fabulosas e incluso los portátiles y las pantallas las pone el ITER.
Una dificultad del lugar es que no existe transporte público para llegar hasta el ITER, la parada de guagua más cercana está en la otra punta del polígono industrial, es una distancia demasiado grande para hacerla a pie todos los días.

Para una empresa como la nuestra que está empezando, esta ayuda tiene un valor grandísimo porque igualmente a las personas que llegan les tenemos que formar. Gracias a la prestación, los aprendices están los 6 meses que dura el programa aprendiendo sin la responsabilidad de sacar adelante proyectos de nuestros clientes. En la formación hay bloques teóricos, ejercicios de programación varios y proyectos de juguete. También existe la posibilidad de participar como oyentes en proyectos reales de nuestros clientes, viendo trabajar a los compañeros. Los bloques de formación los estamos grabando y subiendo a mi canal de Youtube, en la playlist "Recorded Lessons". Cualquiera puede seguirlos aunque se le saca todo el partido dentro del contexto de las clases, pero pueden servir para hacernos una idea de cómo es la formación.

Como empresa nuestra responsabilidad es la de contratar a los aprendices cuando termina su periodo de formación, al menos al 80% de los participantes. Existe la posibilidad de prorrogar el periodo de aprendizaje en algunos casos por otros 6 meses más.

Actualmente nuestros tres aprendices son de Gran Canaria pero se han mudado a Tenerife por los 6 meses que dura el programa.

Hace pocos días se ha vuelto a abrir el plazo para que se incorporen nuevos aprendices al CEDEI. Es una oportunidad excelente para incorporarse a nuestro equipo de aprendices. Vivir en otra isla no es problema, si son varios los aprendices que vienen se pueden coordinar para alquilar piso juntos tal como están haciendo ya.

Conocimos el CEDEI gracias a Erasmo Domínguez y posteriormente gracias a Antonio Fumero que fue quién nos animo a solicitar nuestra entrada en este gran programa del Cabildo. Muchas gracias Antonio!

Y nuevamente, gracias al Cabildo de Tenerife y al ITER por ayudar tanto a futuros profesionales como a pymes locales 😀

Entrenando a la Generación-K

Gracias a la colaboración que iniciamos con Kairós hace más de un año, me complace anunciar que acabamos de arrancar juntos un proyecto precioso. Se trata de formar a 16 personas sin experiencia previa en el sector del desarrollo de software. Darles la bienvenida a este mundo digital y ayudarles a aprender. Kairós ha apostado fuerte por reducir la brecha que hay en el número de hombres y mujeres que trabajan en el sector, contratando a 12 mujeres que han terminado sus estudios en Adalab. Kairós ha bautizado al grupo como la Generación-K.

Isaura
Isaura

Nos han contratado a la gran Isaura Fontcuberta y a mí para estar al servicio del grupo. Isaura está en Madrid a tiempo completo y yo estoy trabajando por videoconferencia desde Tenerife aproximadamente a media jornada, para seguir disponiendo de tiempo para atender los otros proyectos de mi empresa. De momento el proyecto son 3 meses. Sin mi compañera Isaura este proyecto no estaría siendo posible, así que aprovecho para darle las gracias públicamente porque además está realizando una labor fantástica.

También aprovecho a para agradecerle a Kairós la confianza depositada en nosotros, especialmente a Manu Fosela que está pendiente de resolvernos cualquier inconveniente y siempre animándonos.

Para las clases en remoto estamos usando Zoom y Slack. Algunos de los bloques teóricos los estoy grabando en vídeo gracias a Zoom y a que me lo contó Alejandro Schmid, lo cual está bien porque luego pueden visionarse a doble velocidad por ejemplo y recordar aspectos de la teoría. Los estoy colgando en mi canal de youtube pero sin ningún tipo de postproducción sino tal cual se graban.

Foto de grupo al inicio de la formacion
Foto de grupo al inicio de la formacion

Estamos encantados con las ganas que le pone el grupo y el cariño con el que nos tratan, son una gente maravillosa. El reto que tenemos por delante es muy grande, ayudarles a incorporarse a proyectos de clientes de Kairós. Y el tiempo que tenemos es limitado así que estamos dándolo todo, los 18 del grupo para conseguir el mejor resultado posible.

Como parte importante del aprendizaje les estamos pidiendo que escriban diariamente un blog con lo más destacadao del día. Estos son los blogs de nuestro querido grupo:

La huella de carbono de las conferencias

Según Wikipedia, "la huella de carbono es la medida del impacto que provocan las actividades del ser humano en el medio ambiente y se determina según la cantidad de emisiones de GEI producidos, medidos en unidades de dióxido de carbono equivalente".

Las conferencias y demás eventos TIC están de moda, han florecido y cada año existen más eventos. Son muy interesantes y los tickets se venden enseguida. Decenas, cientos o miles de personas se desplazan para participar en estos eventos. Nuestra posición privilegiada nos ha permitido reflexionar, hablar de ética y poner encima de la mesa temas como la diversidad, la brecha digital o las opciones alimentarias. Aún queda mucho por hacer en ambos asuntos pero ya se está empezando a crear conciencia. Sin embargo creo que la huella de carbono es una gran desconocida. El desplazamiento de tantas personas supone emisiones de toneladas de CO2 a la atmósfera.
Y es muy fácil contrarestarla, hacer que nuestros eventos sean sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. Es más fácil que hacer las camisetas del evento! un coste ridículo para nuestra bolsillo.

Lo primero es saber cuál es nuestro impacto. Existen multitud de calculadoras de emisiones online:

Te permiten elegir origen y destino en avión o coche y saber cuánto CO2 se emitirá. Para hacernos una idea, en el open space Socracan 2017 de Gran Canaria, donde vino gente de la Península Ibérica, Baleares, Alemania e Inglaterra, (unas 80 personas), mis cálculos fueron 56 toneladas de CO2.

Una solución consiste en reducir los viajes pero como primer paso es un salto demasiado grande. Queremos seguir asistiendo a estos eventos. La solución fácil es empezar contrarestando nuestro impacto plantando y protegiendo los árboles. Esto se llama "Carbon offset". Los árboles se comportan como atrapa-gases, retienen el CO2. Cuanto más grande el árbol más retiene. Los árboles más grandes están en lugares como el amazonas, la selva. Existen organizaciones que se dedican a comprar hectáreas en esas zonas para protegerlas de la tala, que a menudo se realiza para producción de aceite de palma y otros productos industriales. Este gesto de paso protege a la población local para que las multinacionales no les arrebaten la riqueza de su tierra. Tanto Cool Earth como MyClimate y otras tantas realizan esta labor. Disponen de calculadoras que miden cuánto cuesta plantar o proteger árboles, de modo que en función de la emisión de CO2 calculan cuánto dinero hay que donar a la causa. Volviendo al ejemplo de Socracan 2017, salian unos 1400 euros para contrarestar la huella. Entre 80 personas hubiese supuesto un coste de 17.5€ por persona. Una cantidad que cualquiera de los que asistimos podría asumir.
Tras el evento se estuvo comentando que esta donación se podría hacer a título personal pero eso lo complica todo mucho más. Es más dificil que 80 personas hagan todo el cálculo de su huella y se realicen 80 pagos, que gestionarlo a nivel de la organización. Lo comparo con hacer camisetas para el evento. Si cada persona tuviese que hacerse su camiseta para el evento, habría pocas. Pero cuando el precio del evento incluye la camiseta todo el mundo está contento de recibirla. Igual que los precios se calculan para comprar comida y hacer camisetas, mi propuesta es añadir una partida para contrarestar la huella de carbono. En el formulario de inscripción se podria animar a la gente a indicar la cantida de CO2 que supondrá su viaje usando alguna calculadora. Y como mucha gente no rellenará la información, finalmente se puede hacer una estimación a groso modo. Al menos se puede calcular lo que cuesta que vengan los ponentes de orígenes más lejanos.

Yo estaría muy contento de asistir a eventos que hacen explícito el coste de nuestro estilo de vida y trabajan de forma creativa en soluciones. El sector digital es muy creativo, tenemos todos los ingredientes para hacer cosas muy chulas, de mucho impacto social y ambiental.
Las TIC tienen cada vez mayor impacto en la sociedad, nuestras profesiones tienen mucho que ver con el futuro de la sociedad y del medio ambiente. Tenemos mucho poder y eso en mi opinión conlleva mucha responsabilidad. Podemos servir de ejemplo a otros colectivos en cuanto a la diversidad y el respeto, tanto hacia las personas como a los animales y a la naturaleza.

El inglés, la diversidad y la comida en las conferencias

Y no precisamente en ese orden, pero me gustaría opinar sobre algunos aspectos que se están repitiendo en las conferencias a las que voy, ya que anualmente asisto de media a cuatro conferencias/congresos técnicos.


El inglés

He expresado opiniones sobre el inglés en las conferencias en varios foros y además he cometido errores garrafales en la organización de eventos. Como siempre aprendiendo a base de equivocarme. Me parece que lo que quería transmitir a este respecto está obsoleto, mis opiniones con el tiempo cambian a base de observar los acontecimientos.

Para cambiar lo que somos necesitamos cambiar nuestras creencias, porque somos lo que creemos.

Esto se lo he oído a un amigo mío que es artesano, un artesano tradicional. Trato de revaluar mis creencias con frecuencia, a veces demasiado para los que están cerca de mí. Todo el mundo puede cambiar de opinión.

Lo que siempre me ha motivado a facilitar la participación de ponentes y asistentes de habla no hispana en eventos organizados en el país, es la posibilidad de acceder a las fuentes de conocimiento y a la innovación de una manera más cercana más rápida. En cierta forma tiene que ver con la diversidad. Incluso ayuda a quitarse complejos de inferioridad o del tipo que sea cuando pensamos en España Vs extranjero.  Los libros técnicos que leemos suelen estar la mayoría escritos en inglés. También los lenguajes de programación, las librerías y frameworks que usamos están a menudo hechos fuera de España (aunque también los hay hechos aquí y muy buenos además). Simplemente es que el sector TIC habla inglés, hay muchísimos más programadores que hablan inglés (no necesariamente nativos) que castellanoparlantes.
Por eso me atrae conocer de primera mano y sin filtro como piensan los autores, acortando el camino del aprendizaje.
Ahora bien, no negaré que hablar en inglés me supone un esfuerzo titánico y que además no consigo expresarme ni la mitad de satisfactoriamente que cuando lo hago en mi idioma.  Mientras que hablando castellano (en realidad canario) me puedo llegar a divertir mucho como ponente, en inglés me veo apurado y bloqueado a veces. Y esto habiendo vivido un año en Irlanda, donde llegué al punto de pensar en inglés. Reconozco que a la mayoría de mis colegas le ocurre lo mismo. Creo que no podemos negar que nuestro nivel de inglés no es fluido. Pese a tener mucho que contar, si tenemos que hacerlo en inglés nos vemos limitados con respecto a nuestros colegas nativos o de países donde se han críado viendo los dibujos animados en inglés.
¿Cómo podemos entonces conseguir un buen intercambio de información y experiencia? y... ¿cómo ser buenos anfitriones cuando tenemos invitados que no hablan castellano?
Quizás en otras culturas no se preocupan tanto de ser buenos anfitriones pero a nosotros definitivamente nos gusta que nuestros huéspedes se sientan bien, esto es algo muy arraigado en nuestra cultura, ser hospitalarios.
Realmente no tengo respuestas pero lo que sí puedo contar son las vivencias en los distintos formatos de evento en los que he participado y así comparar.

Formato sólo inglés:

En mi opinión, cuando un evento TIC se cataloga de internacional el idioma oficial es el inglés. La web del evento es únicamente en inglés y las comunicaciones en redes sociales son únicamente en inglés. Esto lo convierte en atractivo para participantes de todo el mundo. Prueba de ellos son eventos que lo petan como Full Stack Fest, Lambda World o SoCraTes. De los dos primeros no puedo hablar porque no he estado, me gustaría estar en el futuro. En  el Sócrates organizado en Canarias, incluso en las conversaciones de pasillo las conversaciones entre españoles eran en inglés para que cualquiera pudiera unirse al grupo integrándose en la conversación, por lo que los extranjeros estaban encantados y se sentían como en casa todo el tiempo. Cada año están viniendo más extranjeros. Como el ambiente en Socrates es muy cordial, muy de comunidad, todo el mundo puede equivocarse sin problema, nadie va a quejarse por el inglés.
Sin embargo cuando llegaba el turno de presentar una ponencia nos veíamos en esta dificultad de expresarnos en un idioma que no es el nuestro y por tanto en desventaja. Más de la mitad de los participantes eran extranjeros porque a mucha gente de nuestro país aún le da reparo ir a un evento que es todo en inglés. Definitivamente me parece fenómeno que haya este tipo de eventos en nuestro país.

Así que tiene algunas ventajas y algunos inconvenientes.

Formato sólo en castellano:

Nos lo pasamos pipa. No hace falta hablar mucho de este formato. Nos permite aprender y compartir entre personas que vivimos a miles de km de distancia, nos permite evolucionar la comunidad. Son casi todo ventajas. El único inconveniente es que perdemos esa diversidad y esa posibilidad de ir a tomar cervezas con esos otros profesionales que no hablan castellano. Definitivamente pienso que es importante seguir haciendo eventos TIC de nivel en castellano.

En castellano pero con invitados de fuera:

En otros eventos como en la Conferencia Agile Spain (CAS) donde principalmente se habla castellano y típicamente se invitan a speakers internacionales. Mi impresión personal es que los extranjeros no pueden integrarse realmente en el ambiente y no pueden aprender de las ponencias porque no entienden el idioma. Así que vienen, dan su charla y se marchan pero no hay mucha oportunidad de hacer networking ni comunidad con ellos, no hay un intercambio de información. He preguntado a speakers de fuera sobre este formato y lo que me han dicho en varias ocasiones es que este tipo de evento no les atrae. Algunos se aburren, otros aprovechan para hacer turismo. Y al mismo tiempo para los organizadores es un estrés (al menos para mí lo fúe en su día y mucho con aquel AOS), porque quieren atender bien a estos invitados y que la gente hable con ellos. En la última edición de Software Craftsmanship Barcelona (SCBCN) me pareció que la organización se estresaba por este hecho de que los extranjeros estaban algo aislados.

La realidad es que en un evento con este formato, las conversaciones de pasillo, de café o de comida van a ser en castellano. La gente ve ridículo hablar en inglés entre castellanoparlantes y el extranjero no se ve capaz de participar.

Volviendo a SCBCN, en apoyo de la diversidad yo había propuesto mi charla en inglés porque tenía entendido que la organización las quería fomentar (desconozco si realmente era así). El día anterior al evento había dado la misma charla en Mallorca en castellano y me lo pasé genial porque pude transmitir todas las ideas que quería compartir. En cambio en Barcelona me sentí torpe, lento y no conseguí transmitir lo que quería. Cuando estaba allí me fastidió haber decidido hacer esa charla concreta en inglés. Tengo comprobado que en mi caso en inglés prefiero hacer talleres prácticos o debates, más que ponencias. Me ha servido para confirmar que preferiría que este evento fuese en castellano.

Este formato de "tracks" en inglés y "tracks" en castellano, es en mi experiencia el que peor sale. Pienso que no consigue del todo ninguno de los objetivos que comentaba arriba. Seguro que tiene sus beneficios, uno de ellos podría ser atraer a más participantes a base de meter "grandes nombres" en el cartel.  Pero no sabría decir cuánto aporta esto.

Mixto con interpretación:

Existe otra variante, que son aquellas conferencias donde hay intérpretes profesionales. Este es el caso de ExpoQA y de Tenerife Colaborativa (vale que este no es TIC). Lógicamente el precio de tener intérpretes se dispara. Pero la interacción es grande. Veo que los asistentes se animan a preguntar a los ponentes porque pueden hacerlo en su idioma. Veo que los ponentes extranjeros pueden aprender de las ponencias en castellano porque se las traducen e incluso se animan a hacer preguntas. El intérprete rompe un poco la barrera del idioma y acerca a las personas. En las conversaciones de pasillo se animan a continuar la conversación aunque sea tirando de mucho lenguaje corporal, porque ya antes ha habido un intercambio que ha servido para romper el hielo. Me refiero cuando despues del turno de preguntas se alarga la discusión fuera de la sala. Otro factor que ayuda al intercambio es que consiguen un buen número de ponentes extranjeros, con lo cual tiene más gente con quien conversar.

Conclusiones sobre el inglés:

Actualmente es importante que haya eventos donde solo se hable inglés y eventos donde solo se hable castellano. Cubren objetivos diferentes. En el caso de los eventos mixtos, siempre que se pueda es ideal que haya intérpretes y que tanto la web como la comunicación en redes sociales sea desde el minuto 0 en ambos idiomas. Cuando se quiera que asista mucha gente del extranjero, evitar tener la web y comunicaciones en castellano porque disuade a los extranjeros que no quieren arriesgarse a sentirse aislados.


La comida:

Como algunos saben he elegido una alimentación vegana, no como lácteos, huevos, carne ni pescado, nada que venga de animal. Cada día hay más gente como yo pero también hay gente que no tolera la lactosa, el gluten, el marisco o los frutos secos. Personas que podrían ponerse gravemente enfermas si toman estos alimentos. Afortunadamente la conciencia social con el tema de los alérgenos y las elecciones a la hora de comer está creciendo. Tanto en SCBCN, como en JSDayES, como CAS mis buenos amigos de la organización han puesto energía y cariño para que todo el mundo estuviese a gusto con la comida. Algunos me han escrito personalmente para ocuparse de este asunto y pedir opinión sobre el menú. Sobre lo que "puedo" comer y lo que no. Lo agradezco verdaderamente, sé que es de corazón. Sin embargo la forma en que se está organizando la comida no es la adecuada. Me explico.

El acto de comer juntos es mucho más importante de lo que podría parecer. Como animales sociales que somos, la suerte de poder comer y hacerlo juntos tiene un impacto profundo a la hora de hacer comunidad. Realmente influye en las relaciones entre las personas. La comida en una conferencia debe estar organizada de tal manera que la gente no se tenga que preocupar de ella, sino que disfrute comiendo y conversando. La comida no debe destacar. Es muy difícil, lo sé. Cuento mis experiencias:

Cuando se ha encargado al catering menús diferentes para vegetarianos/veganos, lo que ha ocurrido es:

  • Como asistente tienes que acordarte de avisarles de que eres vegetariano/vegano o que tienes alguna intolerancia.
  • A veces los que elegimos este menú tenemos que ir a comer a un sitio específico donde está nuestra opción. Esto te excluye del gran grupo. No comes con esa persona con la que venías hablando de camino al comedor sino que comes con otro vegetariano/vegano al que quizás nunca has visto. Puede ser una buena oportunidad para conocer gente, eso sí.
  • A la persona con la que venías le tienes que explicar que debes ir a comer a otro lado. Si decide acompañarte se encuentra con que el número de menús vegatarianos es limitado y no quiere coger por si acaso deja sin comida a alguien.
  • Acabas dedicando una parte del break de comida a explicar por millonésima vez tu elección a la hora de comer. En realidad solo te gustaría seguir charlando de tus temas profesionales y comer sin hablar de la comida. Personalmente no me importa responder a preguntas inteligentes y sinceras acerca de mi elección. Las bromas de siempre a veces sí pueden caer pesadas. Entiendo que para los alérgicos o que tienen intolerancias alimentarias puede resultar realmente pesado hablar de eso cada vez.
  •  Si las diferentes opciones están unas al lado de otras, tienes a una o varias personas de la organización nerviosas y pendientes de que se vayan a comer los contados menús vegetarianos/veganos que hay. Incluso a veces han ido a buscarme para decirme que fuese rápido a comer, no fuese que me quedase sin comida. Me pesa que los organizadores no puedan relajarse y comer como cualquier otro.
  • A menudo la opción vegetariana/vegana suele estar currada y tener buen aspecto, por lo que mucha gente que no es vegetariana/vegana quiere probar, pero como los menús están contados les dicen que no es posible. Se quedan con los dientes largos.

En definitiva se está haciendo una distinción que es inecesaria. Una vez reconocemos todos estos problemas, una solución que he visto en otros sitios es dejar de separar a la gente por lo que come. Que se haga invisible la opción que cada uno elige. Que todos los platos de comida lleven una leyenda con los alérgenos que tiene, con esos iconitos que dicen si contiene carne, pescado, huevos, lactosa, marisco, frutos secos, apio... y que haya sufientes platos para que todo el mundo encuentre lo que come. Para esto, un tercio de la comida podrian ser platos veganos, otro tercio sin gluten y el tercio restante platos con carne.  A la gente que come carne no le suele importar que haya una comida donde no llega a comer carne y come de otro plato. Lo importante es que el plato no ponga "vegano" porque eso causa rechazo, a alguna gente le asquea. Simplemente que indique los ingredientes que lleva. Lo importante es que esté rico. Nadie se queda sin comer al final. Si se diese el caso de que se han acabado los platos vegetarianos/veganos porque a la gente le han gustado mucho, lo entendería, no habría problema.

En la CAS2015 de Madrid fue bastante bien. Es cierto que tenía que preguntar a los del catering qué ingredientes había en algunos platos, pero muchos eran evidentes. En la mesa siempre había pinchos vegetarianos/veganos, otros con carne, etc... podemos hablar de que el sitio donde comíamos era pequeño para todos y que la comida vegetariana/vegana que hubo no estaba muy rica pero comimos sin mas incidencias. Con algo más de calidad en la comida y más espacio, hubiese sido perfecto. En varias conferencias del extranjero a las que he ido, la comida era tipo buffet o servida en grandes mesas con sus etiquetas. Los platos vegetarianos/veganos estaban riquísimos y la gente no vegetariana los comía con gusto. Estaba todo en el mismo lugar así que uno símplemente iba cogiendo lo que le apetecía y la comida no era un tema de conversación.

Entiendo que esto puede encarecer el precio de la comida, aunque no necesariamente. Y también entiendo que las empresas de catering ofrezcan lo de siempre. Ellos no van a ser quién tome la iniciativa de cambar su oferta sino que la van cambiando en base a la demanda del consumidor. Es el consumidor quien puede ir cambiando la tendencia.


La diversidad:

Pensé que iba a hablar de la integración de la mujer en el sector TIC en este post, de equilibrar el porcentaje de mujeres y hombres en las conferencias, pero es un tema que se merece un post propio. Este ya me ha quedado larguísimo. Mientras tanto te invito a escuchar el episodio Women in tech del podcast Code on the rocks, que me encantó.

Fui parte de JSDayEs 2016

Este año tuve la suerte de que envié una propuesta el JSDayEs y la aceptaron. Sobre nuestra experiencia desarrollando con ES6, el nuevo standard. Dejo aquí el video de la charla dentro de la playlist de videos del evento.

Olvidé decir algunas cosas durante la charla, la más importante fue que con ES6 ya desparece la necesidad de usar el patrón IIFE que siempre resulta complejo de entender. Lo puse luego en las slides pero no lo dije durante la charla, estuve un poquito espeso.

En un evento con tanto nivel técnico, y yo que no me considero ningún gurú de JavaScript, el listón estaba muy alto. Sobretodo después de la apertura de Enrique Amodeo que ya con tantos años de experiencia a sus espaldas y tanto conocimiento, las ve venir de lejos. La charla de Enrique fue de las que más me aportó. Como para verla de nuevo tranquilamente. El viernes por la tarde estuve muy poquito en el open space porque estuvimos grabando parte del episodio 2 de NMNL por fuera del google campus. Así que llegué ya practicamente para las cañas y la cena. Estuvo genial el networking y la cena. Conocí gente super interesante (no diré nombres para no olvidarme a nadie) y lo pasamos estupendamente. La organización del evento fue brillante, recuerdo especialmente la apertura con Alex Fernandez corriendo por el recinto, saltando por encima de la gente y la producción de video que se curraron. Todo muy muy currado. El sitio por supuesto estupendo. Y en el desayuno y comida del sábado hubo opcion vegana para comer, que esto muy pocas veces pasa y termino comiendo pan y papas fritas con suerte. Muchos pequeños detalles que hicieron del evento uno grande. Algunas charlas como iban a ser grabadas preferí perdermelas para charlar con gente que estaba en la zona de descanso. A menudo cuando las charlas van a ser grabadas y se que no va a faltar público y que no van a ser interactivas, prefiero verlas grabadas en casa y aprovechar el evento para hablar con la gente. Y ahora que las he visto todas en vídeo pues debo decir que me han gustado todas. Estupendo que la duración de las charlas fuera cortita. Como posible punto de mejora se me ocurre quizás haber dejado alguna hora sin charla, sino para puro networking. Gracias a JSDay he establecido nuevas relaciones profesionales con personas muy afines en cuanto a valores y principios. Me permitió conocer más a gente del equipo de Kairós DS que ahora somos partners y debo decir que conocernos allí ayudó a tomar la decisión de asociarnos. O séa que no puedo pedirle más al evento. Simplemente que se repita. Agradecer y felicitar a la organización un pedazo de evento con un curro impresionante y una ejecución brillante.