Profesionales con impacto

Carlos Blé
Carlos Blé durante la keynote Profesionales con Impacto en Barcelona, CAS2020

Como profesional del sector TIC tienes un altísimo potencial de impacto en la vida de los demás, tienes la llave para abrir un futuro de oportunidades y abundancia para todos.

En este momento histórico en el que algunos debaten sobre si la raza humana está o no al borde de su extinción, podemos actuar con indiferencia o con resignación, podemos darlo todo por perdido o bien, podemos lanzarnos a crear el futuro con el que soñamos, de una vez por todas.

No hay mayor recompensa que sentirnos útiles, sentir que estamos impactando positivamente en la vida de los demás seres vivos. El día en que tu trabajo se convierte en tu vía de impacto, ya no sientes que estas trabajando, estas cumpliendo con una misión vital.

Nuestros miedos y la narrativa que nos contamos a nosotros mismos nos alejan de nuestros sueños y de nuestro máximo potencial. Es humano, nos pasa a todos. En esta conferencia te cuento algunos de mis trucos para trabajar a pesar de todas esas dificultades. También te cuento las recetas que me han llevado al éxito profesional con el que soñaba desde niño.

No estas sola, no estas solo, cada vez somos más las personas que hacemos del propósito nuetra motivación principal cuando vamos al trabajo. Hay mucho por hacer pero recuerda que el camino más largo se empieza con un primer paso, y que acompañados se llega más lejos que en solitario. Existen multitud de organizaciones que están trabajando en innovación social o medioambiental, ahora es un gran momento para transformarte. No sabemos si tenemos mucho más tiempo.

Estamos arrancando una comunidad de personas comprometidas con el futuro, con diferentes roles dentro del sector TIC. Si quieres asomarte a la comunidad, puedes encontrarnos en TICparabien.org.

 

Aquí tienes otra grabación de la charla con un poco más de contenido, grabada en PyDay Canarias 2020.

Si te aporta algo la charla, te agradezco que la difundas. Y recuerda, nos estamos viendo en Tic para bien.

¡Ahora es tu momento!

How to make the most of an UNconference

In a traditional conference, the agenda/program and the speakers are selected weeks or months before the date of the event. There is a C4P months before, aspiring speakers send their proposals and the organization chooses and configures the agenda.

Unconferences are quite different. The agenda is configured on the fly as the spontaneous speakers speech their proposals during the marketplace, first thing in the morning the day of the event itself, and talks/workshops are selected democratically by all the participants. The marketplace is just a circle made of people standing and listening to the person in the center who’s got a few minutes to explain her or his proposal. There is no psychological gap between “speakers” and “attendees” as everyone is a participant from the very beginning, there is no panel. This makes for a very friendly atmosphere where everyone feels equally empowered to talk to others. You don’t ask me for an autograph here, you buy me a whisky and then I buy you another one 😀

It’s crucial to have a seasoned facilitator with experience in unconferences/open spaces in order to explain the basic rules to people and to make them feel welcome and willing to participate. It’s also very important to have a comfortable venue and good organisation.

Now, you don’t want everybody to improvise everything during the event. I bet you want to listen to interesting talks and enjoy nice workshops. Well, in an unconference, it’s your responsibility to make that happen. This is the big difference with a regular conference, your are accountable for the quality of the event.

It turns out that speakers should not be that spontaneous, the quality of the event goes higher when everyone aspires to conduct a session. If most people propose a session, chances are that not all of them will make it into the agenda so there will be a selection and this will raise the quality of the program. It’s great to facilitate and to join totally improvised sessions but it’s usually better when someone has prepared something upfront. The good news is that you don’t have to prepare a master class or a master workshop, you just need to facilitate a session where you aim for certain things to happen. Perhaps you want some answers to your questions, or to listen to people who have already overcome the issues you are experiencing at work. You could ask for advise or even for a hands-on session on something you want to learn about. But even for that, you should think of it upfront and prepare questions or challenges to conduct the session. If your session gets selected you will get exactly what you want to learn thus getting a lot of value from the event.  If you don’t make a proposal nobody else may guarantee that the topics of your interest will be explored. You may propose a debate/discussion/round table around some topic, therefore you will probably need a bullet list to conduct the session. On the other hand, participants really appreciate when someone come up with a prepared talk/workshop. I encourage you to work on a talk or workshop exactly as you do for regular conferences. Get your slides or materials ready, rehearse as much as you can and deliver a well-prepared session. Yes, it could be the case that you work on your stuff at home and then it doesn’t get selected for the agenda, but you can reuse your material for any other conference anyway.

Your speech during the marketplace is critical to get your session chosen. You get a minute or two to explain your idea and then you write the name of your session and your name on a piece or paper than goes to the panel. When there are more than 50 proposals in the marketplace, participants usually forget your speech and all they are left with is the piece of paper with the title and your name. If you speech is brief, clear and to the point you get more chances to be remembered and selected. You need to grab all the attention during your speech and make sure you focus on just one idea. You could write down your speech days before the event, something from 50 to 150 words is more than enough and then in the marketplace you just read it to the audience is that is more comfortable for you. Because it’s not about being a showman, it’s about being clear and communicate. Reading your speech is perfectly OK. Then make sure the title of your session matches your idea and your speech to be remembered.

When you decide to attend to a regular conference, sometimes you base your decision on an expected outcome. You like the program, the speakers, the networking. The same applies to an unconference. Define your goals, aim for a certain return of the investment, and contribute to the event so that it happens.

What are you going to propose for the next open space? Don’t forget that having fun is one of the top most priorities in any unconference!

See you there 🙂

 

 

A year to remember: 2019

CAS2019What a wonderful year 2019 has been! a year in which I’ve grown a whole lot as a human being.

To be honest this year has had very tough times with several relatives passing away, some of them under hard-to-accept conditions, but one of the things I’ve learned this year is that feeling as a victim doesn’t help at all. I’ve learned this important lesson by observing my relatives/family members cope with all kinds of health issues. Considering yourself a victim is an easy way to blame everyone else, god or whatever you want, to not take responsibility for your own life and actions. There are always other beings suffering way more than you are, remember that things can always get worse. Value and enjoy the good things in your life. Feeling as a victim  is not the way I want to go. I did it in the past for a long time and it didn’t help.

In 2019 has put the pieces of the puzzle together, a puzzle I’ve been trying to figure out throughout the last decade. The meaning and purpose of my life, goals, happiness, desires, fears, flaws… understanding life and people. As a result, the relationship with my friends and family members have improved a lot during this year and I am living a great time. I’ve met new people too. I am very lucky to be in a very good health and to have a great job.

There have been important milestones in my career/life this year:

  • Completing the altMBA. This intensive online workshop has been a catalyst for those puzzle pieces to come together. Apart from meeting great colleagues, it gave me tools to better understand myself and others. It gave me powerful leadership tools. If you are curious about the contents, in this recent podcast episode Seth Godin summarizes some of the altMBA lessons – Akimbo with Seth at the United Nations
  • I’ve delivered my first keynote in front of an audience of 1000+ people in Barcelona, at CAS2019. The recording will be published in the upcoming months along with a blog post revisiting my points and even the talk’s script. It was a very big challenge for me and I worked on it from June to November. Having to choose what to talk about aiming to make an impact was an incredible exercise to reflect and internalise deep life lessons. I had to grow myself in order to be able to build and deliver a message that sounded authentic and genuine. The truth is that it was a speech to my inner self. I’ll watch the keynote in the future whenever I feel lost, down or frightened. Seriously, my endeavour to squeeze the altMBA was incredibly useful to level up my skills as a speaker and leader.
  • I’ve written and published my second book, ten years after the first one – it’s a technical book for the IT industry. 150 copies have been sold in the first week, which is totally unexpected and exciting for me. The good habit of shipping during the altMBA helped me push through my book and deliver it before the end of the year, exactly as I had envisioned it. It was way easier to write the second book than the first one and now I plan to publish a new book in 2020 and another one in 2021, both of them technical tool, also in Spanish.
  • Our team is stronger than ever, bigger than ever, for the first time in my life I have the feeling that I am doing a good job managing a company and that the best is yet to come. Here is a brief summary of 2019 at Lean Mind

If I had to enumerate more ingredients for the personal growth and success I am experimenting, I would say:

  • Support from my friends and family members, specially my dear couple.
  • Support from the community – my friends again.
  • Meditation: I’ve been practising for over a decade but it was recently that something clicked in my head and I understood that the same meditating attitude in the dojo works for the rest of situations in my life. It’s all about observing thoughts come and go without identifying myself with them, just like watching a movie. Extending the dojo experience to my whole life has been an awakening this year.
  • Psychotherapy and personal coaching sessions: there are brilliant experts our there to help you find your best self. I definitely count on talented and seasoned people to help me grow and this is something I recommend to anybody.
  • Sport: I don’t think I would have achieved half the goals without the right levels of testosterone in my blood. Feeling healthy and strong makes me optimist and energized.
  • Books, podcasts, and talks: Pretend you already are the person you want to be and you will become such a person. Later in this post there are resources that have been useful to me.

For a long time I used to think this old idea that all the potential to succeed in life is already inside of oneself was pretty much bullshit. No, it’s not. I don’t think that anymore. When you feel well in solitude, when you treat yourself with kindness and support, when you manage your emotions calmly, when you acknowledge your flaws and work on them with positive attitude, you instill respect for yourself. When you act as your authentic self, others will notice and feel respect.

When facing a difficult situation you don’t have behave like you think others in your circle (or in the society) expect you to behave. You don’t have to follow a conventional behavior if it plays against your style. You don’t have to like others but to like yourself. You can do whatever is sensical according to your values and principles. If you act firmly with authenticity and self-trust, you will feel good about it and most people will respect your position. You may show up firm but non-violent, or with humor, with a smile, or disobedient. Your dignity is not subjected to what others think of you – that’s their affair anyway, not yours.

Working everyday against laziness, procrastination, bad mood, addictions (notifications and likes!) and negative thoughts helps me get closer to the person I want to be in the future. Most of us, most of the time, come up with negative thoughts in our heads. Our perception of the reality has a lot to do with the thoughts we choose to hold. The narrative you tell to your inner self is shaping your reality. You can choose what is your narrative. Every negative idea is an opportunity to practice mindfulness and train your emotional intelligence. The truth lies within, here and now.

Now some resources I’ve find useful this year (I’ll probably add more in the upcoming days):

Books:

Podcasts:

Talks:

Interviews and talks I’ve delivered this year – and are recorded somewhere:

Sport:

I am done with Barra Libre training program from Marcos Vazquez. In 2020 I will start Max Size from Jeff Cavaliere (Athlean-X).

Thank for you for reading, and Happy 2020 to you!

I am an altMBA alumni

In the spring of 2019, I enrolled in an online program called altMBA, aiming to get better at sales, marketing, management… aiming to level up my CEO skills. As a developer I felt I needed to take an MBA to complement my studies but I didn’t want to spend several years on a traditional MBA. I’ve been running my own companies for over a decade, learning the hard way, making mistakes. At this time I felt that a traditional MBA wasn’t exactly what I was looking for.

At the beginning of the year I saw an advertisement about altMBA, saw that it was designed by Seth Godin and within minutes I sent my application for it.

altMBA (#30) surpassed all my expectations, it’s been a milestone in my life. I highly recommend this program to anyone who wants to make an impact.

I’ve recorded a short video telling my experience, what’s all about and how it works:

Brief summary of the video:

  • It’s an online program for leaders, change-makers, managers, those who want to take the leap and change their world.
  • The community is empowering, inspiring, the people who take the altMBA love reading books, learning and sharing. It’s a safe environment to develop your skills leaning on others – standing on the shoulders of giants.
  • Yes you learn about coaching, sales, marketing, management. But more importantly you’ll learn to listen, to empathize, to fight your resistance and dance with fear. You’ll develop a habit of shipping often, you’ll become more productive.
  • It’s a program developed to become a Linchpin.
  • There are people from all over the world. The written and spoken language is English. It was very challenging for me to get into profound conversations with my English but I made it. No one judged me for my mistakes, my strong Spanish accent or anything like that. As long as you can understand others and manage to express yourself, you can join. Understanding others wasn’t very easy for me as there are accents of all kinds, not only from native speakers but from non-native speakers. I have actually improved my English quite a lot over this period as I searched for every single word or expression that was new to me in the dictionary. Some people have a very rich vocabulary.
  • Everything is online: Zoom, Discourse, and Slack for videoconferencing, forums and instant messaging.
  • Although most people combined the altMBA with their jobs, I needed to set time aside for it. I am happy I did so, grateful to my colleagues for their support and patience and specially to my incredible wife. The more time you invest in the exercises provided, the more you will learn from them. This is why I would take it as a retreat, during vacations time or perhaps working part time. The team meetings happens in the evenings so yes, you can definitely combine it with your job – be prepared to skip some sleep though.

    If I was to tell you more about it, all the secrets, then I would have to kill you later. This is why I am going to stop telling you about altMBA.

Go for it, make an impact!

Publicación de mi segundo libro, Diseño Ágil con TDD, edición 2020

Portada
Portada de Vanesa González

Ya está a la venta en Leanpub.com/tdd-en-castellano 🙂

Han pasado 10 años desde que publiqué mi primer libro. Con el mismo título que el que acabo de publicar ahora, “Diseño Ágil con TDD”. Pero este es un libro completamente nuevo y diferente. La década que se ha ido volando. Hace bastantes años que quería reescribir el libro porque hay muchos detalles que no me gustaban del anterior. Era un libro ambicioso que pretendía abarcar demasiado y que contenía demasiadas opiniones personales mías. El aire excesivamente coloquial de la primera versión no lo hacía un texto apto para entornos académicos formales como universidades y centros de formación profesional. Afortunadamente más de veinte personas participaron en su revisión y me ayudaron a descartar un montón de páginas hasta el punto que el resultado final fue un libro que gustó mucho a algunos lectores. Sin embargo con el paso del tiempo llegó un punto en que estaba deseando quitarlo de circulación y sustituirlo para una versión nueva.

Aquí está por fin. Esta vez me ha costado mucho menos trabajo que la vez anterior, la experiencia se nota tanto a la hora de planificar el libro como a la hora de redactar. Ciertamente aprendí mucho trabajando en mi primer libro. También sucederá que querré hacer cambios en esta nueva edición. Pero esta vez es más conciso, va más al grano. He hecho un esfuerzo consciente por mantener el libro lo más corto posible, condensando las lecciones para que se lea en menor tiempo. Y el formato es únicamente digital, lo cual me permite realizar actualizaciones con facilidad y hacerlas llegar a los lectores.

El primer libro estaba licenciado como Creative Commons, totalmente libre y gratuito porque se alinea mucho con mi afinidad por el conocimiento libre y el software libre. Sabía que siendo libre llegaría a más gente. Y sucedió que llegó a oídos de muchísima gente de habla hispana pero a la hora de la verdad, poca gente lo leyó. Esto lo iba descubriendo cuando hablaba con gente en congresos y otros eventos. Ahora creo que ya mucha gente ha oído hablar de TDD y de XP y también creo que yo soy suficientemente conocido en la comunidad ágil. Así que quería centrarme en que el contenido del libro llegue, que la gente lo lea. Por eso he decidido que sea un libro de pago, porque pienso que aquellas personas que paguen por el libro lo van a leer y a valorar más. No obstante me gustaría que siguiera siendo accesible a todas las personas que tengan verdadero interés en leerlo. Si alguien no puede comprarlo puede escribirme para que le envíe un código de descuento adecuado a su poder adquisitivo. Me he propuesto llegar a acuerdos con universidades y centros de formación profesional para que el libro esté gratuitamente disponible en las bibliotecas de manera que los profesores lo puedan usar en sus clases. Y además para aquellos profesores y alumnos que lo quieran comprar, habrá códigos de descuento. Si trabajas como docente en algún centro de enseñanza pública, por favor no dudes en ponerte en contacto conmigo para hacer el libro más accesible a tu organización. También estoy disponible para dar charlas por videoconferencia en estos centros hablando sobre TDD y XP y sobre el libro. En la última década han sido varias las universidades que me han invitado a participar en clase con el alumnado a través de la webcam y la experiencia ha sido muy positiva. Es algo que hago sin coste alguno. No gano dinero con las charlas, es algo que hago gratuitamente.

El libro digital se podrá comprar en la plataforma LeanPub y no tendrá DRM, por lo que en realidad será muy fácil de copiar y distribuir sin pagarlo (piratear si es la palabra que te gusta). Esto no es algo que me preocupe porque con un libro no se gana dinero, salvo que seas un best seller como Kent Follet. El objetivo no es ganar dinero sino poner en valor el libro. Y para ofrecer un valor diferencial a las personas que deciden pagar por el libro, tienen acceso a un foro cerrado de ayuda en la implantación de TDD que cuenta con varias personas expertas en la materia, dispuestas a resolver dudas (hay que solicitar entrada con el mismo email que se realizó la compra del libro). Además las actualizaciones serán accesibles instantáneamente sin pagar ni un céntimo más.

No tengo pensado que haya versión impresa porque hoy en día con los lectores de tinta electrónica creo que no tiene tanto sentido como antes seguir gastando papel. Aquellos centros con los que llegue a acuerdos podrán imprimirlo por su cuenta si lo desean o lo necesitan. El formato digital tiene la ventaja de que se puede actualizar fácilmente en caso que haya que hacer correcciones. Yo también prefería leer un libro en papel antes que en un lector electrónico, hasta que lo probé unos meses y ahora ya me da igual un formato que otro. Incluso prefiero el libro electrónico cuando el libro es grueso, porque es más fácil de agarrar para leer tumbado por ejemplo.

En esta década gracias al libro y a los cursos que hacía en abierto conocí a decenas de developers impresionantes. Fue una suerte compartir horas programando con esas mentes tan brillantes. Sin duda una de las experiencias más excitantes de mi carrera. Algunas de esas personas llegaron a ser mis amigos o mis aprendices y después compañeros o socios. Surgieron relaciones de verdadera amistad que además nos permitieron crecer profesionalmente. Hoy en día yo ya no imparto formaciones de TDD en abierto pero los mejores cursos de TDD impartidos en España los llevan a cabo personas que un día vinieron a un curso de TDD conmigo. Y para mí es un gran orgullo. Ojo, no digo que sea mérito mío, simplemente estoy contento y satisfecho de haber empezado algo que ahora otras personas continúan y evolucionan con un alto nivel de calidad. Los participantes salen muy satisfechos y la expansión del conocimiento continúa adelante, que es de lo que se trata.

Escribir un libro es algo que recomiendo a todo el mundo. Hace años era un mundo accesible solo a unas pocas personas pero hoy en día con Internet y las plataformas de autopublicación, es más fácil que nunca. Hay muy poco material técnico en castellano y los lectores hispanohablantes agradecen mucho no tener que leer en inglés. Personalmente la gran mayoría de los libros que leo están en inglés pero juego con la ventaja de haber vivido un tiempo en Irlanda y haberme soltado con el inglés un poco más allá de ese “nivel medio” que todos hemos puesto alguna vez en el CV. Aún recuerdo cómo era mi inglés antes de irme y lo difícil que me resultada leer en inglés. Creo que no nos queda más remedio que hacer el esfuerzo pero sin duda tener textos de calidad en castellano acerca el contenido a las personas con más velocidad.

Estoy muy sorprendido con el interés que ha despertado la publicación. En Leanpub, 420 personas se apuntaron para estar informadas del lanzamiento del libro. Su precio de venta finalmente son 15€ porque es el resultado de calcular la mediana de la encuesta de precio que había en la web.

Este libro no sería posible sin la inspiración que me han brindado todas esas personas que dedicaron un momento a conversar conmigo sobre sus experiencias. O que compartieron una tarde conmigo en un coding dojo, o dos días intensos en un curso. No sería posible sin los aprendices que con sus preguntas inteligentes me hicieron pensar y me hicieron tener ganas de escribir y explicar lo que sé para compartir con el grupo. Tampoco sería posible sin mis clientes, porque además de ayudarme a crecer, el trabajo me permite financiar el tiempo dedicado a escribir. Así que este libro está dedicado a la comunidad, porque sin ella no hubiera llegado tan lejos en mi carrera. Sin la comunidad, este libro no existiría. Cuando se publique el video de mi keynote de la CAS 2019 se entenderá mejor por qué lo dedico a la comunidad.

A mis amigas y amigos de la comunidad, de corazón, muchísimas gracias.

¿De dónde sale el dinero para contratar developers?

En el mercado global hay una gran demanda de programadores. En las grandes ciudades la rotación es muy grande, los programadores cambian de trabajo con facilidad y frecuencia, consiguiendo unos salarios cada vez mayores. Ser programador se ha convertido en la profesión de moda y pedir cada vez más dinero también. ¿Pero de dónde viene ese dinero? ¿estamos viviendo una burbuja? La sociedad sería diferente si tratásemos de entender de dónde viene el dinero y hacia dónde va, para qué se utiliza. Tomaríamos mejores decisiones a la hora de cambiar de trabajo, incluso de planificar la carrera profesional. Sería una sociedad más consciente. También habría más emprendedores. Sobre dinero y conciencia siempre recomiendo ver las conferencias de Joan Antoni Melé, que explica perfectamente a quién sirve el dinero.

Principalmente hay tres grandes modelos de negocio alrededor del software: Producto, Servicio y combinación de ambas.

  • Product,  empresas que han desarrollado su propio producto. A su vez en este grupo hay varios modelos de empresa.

    • Las que han triunfado comercializando su producto y generan grandes beneficios y una entrada de dinero recurrente. Las multinacionales con un gran músculo financiero. En este grupo hay empresas increíblemente rentables como algunas de videojuegos que generan millones y millones de euros de beneficios diariamente. Estas empresas pueden pagar a sus programadores lo que quieran y de hecho son de las que más pagan. Sueldos en España de 60k, 70k, 80k euros brutos e incluso más. Su preocupación está en encontrar más programadores, no tienen problema en pagarles lo que sea.

    • Luego están los emprendedores heroicos que sin grandes fortunas de inversión, con un pequeño préstamo o incluso con lo que ahorraron con sus ingresos prestando servicios, consiguen levantar una empresa trabajando con mucho esfuerzo durante muchos años. Son empresas que miman a su cliente, cuidan mucho a su producto y suelen tener unos valores que generan equipos de alto rendimiento con gente implicada. Podríamos a su vez dividir este grupo en generaciones. Algunas consiguieron ocupar un nicho de mercado en la era “pre-internet” y todavía viven de las rentas. Se han vuelto lentas, pesadas y obsoletas. En cambio otras más jóvenes han entendido la importancia de la experiencia de cliente, son modernas, utilizan tecnología estándar y son capaces de cambiar con rapidez.

    • Por otro lado están las que han pedido dinero prestado o conseguido inversión privada y están luchando por llegar a generar ingresos con su producto, pero que de momento no los generan. En este grupo están las startups que no han llegado todavía al “breakeven”. Son empresas de alto riesgo. Algunas startups apuestan muy fuerte por su equipo de tecnología, pagando sueldos muy fuertes, sobre todo si el capital es extranjero. Les sale más barato contratar programadores senior en España que en su país. Los inversores tienen una fuerte capacidad de influencia en ellas y lo mismo deciden doblar la plantilla que despedir a la mitad de la plantilla sin previo aviso de un día para otro o se declaran en quiebra. He visto varias veces esta estrategia tras una reunión de comité de inversores. Alguna vez ha habido escándalos de empresas que contrataron a programadores senior que venían de estar cómodos en otras empresas y que poco después les despidieron. Sinceramente no me parece una buena política ni gestión de empresa, transmite una gran falta de humanidad. Pero creo que los que aceptaron el puesto debían ser conscientes del riesgo que corrían. No creo que nadie les apuntase con pistola para cambiar de trabajo.

  • Servicio:

    • Empresas que proveen de programadores a otras empresas y los envían a trabajar a sus instalaciones. Algunos llaman a este modelo “body shopping”, en referencia a que los clientes pagan por número de programadores y horas de trabajo que hacen en las oficinas de cliente. Hay muchos motivos por los que la grandes empresas cuentan con estas consultoras para proveerles de personal. Uno de ellos es que pueden crecer o reducir personal con facilidad y poco riesgo. Si la consultora tiene una trayectoria que le proporciona reconocimiento y prestigio, pueden cobrar a sus clientes unas tarifas con márgenes muy rentables. Los clientes son empresas muy grandes y los encargados de contratar los servicios de la consultora no quieren arriesgarse a equivocarse, por lo que intenta contratar a la consultora más grande aunque sea más cara (y a veces también la más incompetente). Es un juego de peces gordos. Como son empresas tan grandes, hay proyectos muy bonitos y equipos muy buenos con programadores muy profesionales. Pero es una minoría. Lo que más abunda es la mediocridad. Mal ambiente y poco espacio para aprender y crecer. En mi experiencia, los clientes de estas empresas aplican el modelo industrial al software porque no han entendido como se hace software. Son las que menos valoran a los programadores porque no conocen ni entienden la profesión. Las administraciones públicas son parte de este grupo de clientes (por desgracia). Pero eso sí, estas consultoras pagan bien y dan a los empleados sensación de seguridad así que mucha gente decide trabajar ahí en sus cubículos, haciendo muchas horas extra. Cuanto más grande la consultora, menos suele pagar a los programadores. Aquí hay desde empresas que pagan 14k anuales a sus programadores hasta las que llegan a pagar 80k. Sus clientes rara vez van a pagar más de 40k por una persona porque, como puse antes, no valoran mucho lo que están contratando. Así que estas consultoras pierden dinero con la gente senior con sueldos por encima de los 40k, pero se apoyan en ellos para formar a los más juniors que es a los que les gana más margen. También ayudan a dar buena imagen y con la intención de diferenciarse de la competencia. De ahí que la categoría de senior implique capacidad de liderazgo.

    • Algunas consultoras ofrecen otros servicios además del “body shopping”, ofrecen la consultoría. Yo entiendo la consultoría como el servicio que consiste en visitar a los clientes para decirles cómo tienen que resolver sus problemas. Mejora de procesos, modernización, “transformación digital”… Es posible encontrar muy buenos profesionales que se mueven entre clientes con frecuencia para aportarles valor. Típicamente estos consultores no programan ni les ayudan con la programación sino con herramientas y procesos.

    • Luego están las empresas de tamaño más reducido que se dedican a consultoría técnica especializada. Programadores que ayudan a los equipos del cliente a mejorar con sus prácticas de ingeniería. Hay pocas, suele ser gente técnicamente muy buena, inquieta y que le gustan los retos. No es fácil entrar a trabajar a estas empresas porque su velocidad de crecimiento no suele ser tan ambiciosa como las de las consultoras anteriores. Filtran bastante en las entrevistas de trabajo. Las que llevan más de diez años y no superan las 100 personas son mis favoritas porque es un indicador de que han crecido de forma orgánica, mimando al personal y a los clientes. Pagan buenos sueldos pero es difícil que puedan competir con las del primer grupo, sobre todo si no quieren poner en riesgo su salud financiera. El trabajo de esta gente suele consistir en ir a trabajar a donde están los clientes con cierta regularidad con lo cual es inviable el trabajo en remoto.

    • Empresas que realizan desarrollo de productos a medida para otras empresas. Algunos llaman a esto consultoría pero para mí consultoría es lo anterior y no esto. Para mí este concepto es más bien el de boutique, estudio de ingeniería, taller de artesanía, … hay varias metáforas según los gustos. Hay diferentes tamaños de empresa que se dedica al desarrollo de software. Algunas son las mismas grandes empresas de antes que tienen una línea de negocio dedicadas al desarrollo. Sin embargo en España la mayoría de empresas que realizan desarrollos a medida son de tamaño mediano y pequeño. La mayoría todavía utiliza un modelo de desarrollo a precio cerrado basado en estimaciones y los precios están bastante ajustados. Con el modelo cerrado siempre hay alguien que palma pasta, o la empresa que hace el software o sus clientes, porque las estimaciones no se cumplen nunca. Luego hay otras empresas que han conseguido generar confianza para trabajar para sus clientes firmando contratos ágiles con flexibilidad en alcance o tiempo. En este modelo los clientes pagan por horas o jornadas de programador. La gran mayoría de los clientes que pagan por horas o jornadas de programadores, piden su curriculum para negociar las tarifas. Si ven que la persona tiene pocos años de experiencia exigirán tarifas más baratas independientemente de sus conocimientos, experiencia, formación, etc etc. El precio por hora depende de variables como el país, la cuidad, el curriculum de la persona, la duración del proyecto (volumen de horas contratado) y la reputación de la empresa. En España si estas en una gran ciudad y tu reputación es muy buena, podría ser que llegases a cobrar la hora de un senior (muy senior) en 60€ pero lo más normal es que esté entre los 40€ y los 50€. Si el proyecto es de seis meses o más, el precio suele bajar. Si no tienes mucha reputación y estas lejos de los clientes, el precio hora más bien anda entre los 20€ y los 30€/hora. El precio hora de personas con menos experiencia puede ir desde los 10€/hora en adelante. Por debajo de eso es muy difícil poder cubrir costes incluso con los salarios más bajos. Algunas de estas empresas están cerca de sus clientes en las grandes ciudades y esto ayuda a generar confianza ya que los clientes pueden visitarles en cualquier momento. Otras se dedican al “outsourcing”, es decir afrontan desarrollos para clientes que típicamente están lejos (en otro país) y que quieren externalizar desarrollo sobre todo para ahorrar coste. Hay empresas de desarrollo de outsourcing que ofrecen tarifas de 5€/hora por desarrollo de software.

  • Servicios sobre producto de terceros:

    • Son empresas que venden producto de terceros y se llevan una comisión por la venta y que dan servicio de instalación, formación consultoría alrededor de ese producto. Por ejemplo empresas que son partners de Atlassian y ofrecen servicios de consulotoría sobre Jira, o que venden GSuite o bien MS Office 365… Estas empresas son un híbrido de las otras y a menudo incluyen sus propios desarrollos a modo de plugins o servicios adicionales alrededor del producto principal. Están al lado de sus clientes o se desplazan hasta ellos y lógicamente están especializados en los productos de su partner/proveedor.

Existen más modelos híbridos y oportunidades de hacer negocio alrededor del software. Un libro que lo explica muy bien es “The Business of Software” the Erik Sink … Lo leí hace más de diez años pero estoy seguro que la mayor parte del libro sigue vigente hoy en día.

Ahora además de conocer un poquito sobre los modelos de negocio, también es importante tener unas nociones básicas sobre finanzas de la empresa para tener más criterio antes de juzgar a una empresa sobre su política de sueldos. Cuando hablamos de sueldo bruto, por ejemplo 30k euros anuales, la empresa tiene que pagar al estado un 33% más en concepto de seguridad social. Es decir, para 30k, la empresa paga alrededor de 43k por el empleado (en España). Además la empresa si realiza una gestión financiera sana, debe poder ahorrar dinero para una posible baja laboral y para pagar finiquito a sus empleados. En las empresas de servicio además resulta de que pocas veces está facturando a cliente el 100% de la plantilla. A veces un proyecto se acaba y hasta que llega el siguiente hay periodos donde no entra dinero, con lo cual las empresas de servicio necesitan ahorrar y ser más precavidas con el flujo de caja porque los ingresos pocas veces son recurrentes y constantes.

Con esta información la pregunta que lanzo es, ¿pueden todas las empresas del sector TIC pagar lo mismo a los programadores?. Claro que no. En los últimos meses he recibido candidaturas de personas que querían venir a trabajar con nosotros, algunas de ellas conocidos a quienes yo estimo profesionalmente. Algunas están trabajando en grandes ciudades en grandes empresas con capital extranjero. Cuando llegaba la hora de hablar de sueldo, todo el mundo dice lo mismo. “El sueldo no es lo que más me importa pero si cambio de trabajo cono mínimo quiero cobrar lo mismo que ahora”. Y digo yo, ¿quién se inventó la regla de que solo merece la pena cambiar de trabajo cuando te van a pagar más dinero? ¿No hay otros motivos/valores por los que merece trabajar en una empresa? ¿qué hay de malo en cambiar de trabajo y ganar menos sueldo? Estoy pensando en el valor que tienen los compañeros, los objetivos de la empresa, el impacto del trabajo en la sociedad, la oportunidad de crecimiento personal, la opción de teletrabajo, las facilidades para formación… ¿todo eso no tiene valor?

Cuando expliqué a algunas personas que desafortunadamente no podíamos igualar su sueldo, algunas reacciones fueron del estilo de, “¿qué pasa, que yo no lo valgo?”. Y eso significa que tenemos un gran desconocimiento de cómo funciona el negocio del software y significa que por eso no estamos tomando las mejores decisiones a la hora de cambiar de trabajo o de elegir un trabajo.

Nuestra empresa, Lean Mind, es una marca nueva que no llega a los dos años de vida y que está establecida en una región ultraperiférica de Europa llamada Canarias. Que hace software desde Canarias para clientes que están fuera. Nuestros competidores son otras empresas de outsourcing de países como Ucrania, Polonia, Estonia, República Checa, Rumanía, India, Argentina, Bolivia, … donde hay muy buenos programadores y unas tarifas más bajas que aquí. En algunos de esos países ni siquiera tienen que pagar impuestos como la seguridad social. Varios de nuestros clientes potenciales nos han descartado más de una vez porque les ofrecían mejores tarifas en esos países. No cuento esto desde una posición victimista simplemente es nuestro contexto. La otra cara de la moneda es que aquí tenemos mucho talento, baja rotación y gente que valora mucho el buen clima laboral. En realidad no me puedo quejar de nada, al contrario. La verdad es que nos va de maravilla. Gracias a la comunidad, a mi reputación y sobre todo a lo bien que lo estamos haciendo. Nuestros clientes están contentos y mantenemos con ellos una relación de colaboración, usando contratos ágiles en lugar de presupuesto cerrado. Cada vez nos recomienda más gente y esto es lo fundamental para un crecimiento sano de la empresa, las recomendaciones de clientes satisfechos. Ahora bien, que yo sea conocido en nuestra pequeña comunidad ágil/craftsmanship no significa que sea rico ni que la gente me pague con lingotes de oro, nada más lejos de la realidad. Cerrar ventas le cuesta mucho trabajo a cualquiera. No soy ningún famoso, la gente no me pide autógrafos por la calle (afortunadamente).

Estamos muy contentos, creciendo poquito a poco en todos los sentidos, con una economía sana y sobre todo con un gran equipo. Ver reunida a tanta buena gente que está feliz trabajando en equipo, da una satisfacción que no se paga con dinero. Ver la ilusión en las personas no tiene precio. Tenemos tiempo para la formación y todos estamos creciendo como personas y como profesionales. Pagando los mejores sueldos que podemos para vivir en Canarias, donde el nivel de vida es más barato que Barcelona por ejemplo. Y con la meta puesta en que los sueldos vayan subiendo.

Me apetecía explicar todo esto especialmente para aquellas personas que se toman la molestia de enviarnos su CV desde Barcelona o Madrid y que piden cobrar lo mismo o más. Para que sepan que no es que no les tengamos estima, sino que el mercado tiene sus reglas y nosotros tenemos que jugar con ellas. Siempre les digo que son bienvenidos si quieren venir a vivir a Canarias donde no necesitarán tanto dinero para tener una buena calidad de vida. Y quizás haya veces donde les podamos igualar el sueldo, pero sin duda la motivación para venir con nosotros no será el dinero sino nuestros valores, nuestro impacto en la sociedad donde vivimos. Uno de los principales objetivos de Lean Mind es crear empleo de calidad en Canarias, más oportunidades para las personas para que no se tengan que ir de las islas. Es una región con altísima tasa de desempleo, donde la mayoría de los empleados trabajan en turismo o construcción con unas condiciones laborales muy mejorables. Por eso apostamos por desarrolladores locales.

Después de tener varias conversiones de este tipo con candidatos, tomé la decisión de preguntarle a todas las personas que pasaban la prueba técnica, cuál era su sueldo actual. Obviamente podían mentirme y también podían elegir no responder. Si respondían y era sensato/posible igualar el salario, les hacía la oferta de venir cobrando lo mismo, no más. Y así fue como la gran mayoría de las personas entraron al equipo. Y fue una gran decisión porque esas personas no vinieron buscando más dinero, vinieron por la ilusión de construir juntos un futuro mejor. Todas esas personas siguen estando en el equipo porque compartimos valores, que es la clave para estar motivados en una empresa, estar alineados con los valores.

El mejor momento para marcharte de una empresa es cuando hay una gran discordancia entre tus valores y los de la empresa, eso sí que es difícil de solucionar. Una de las mejores estrategias para encontrar un lugar con tus valores y para madurar como profesional y persona es montar tu propia empresa. Necesitamos más emprendedores en este país. Y no me refiero al autoempleo sino a personas que quieran crear empleo para otras personas.

Las claves del cambio

future ahead

  • ¿Qué cambio estás intentando provocar?
  • ¿Para qué? ¿Por qué? ¿Para quién?

Empieza con el por qué; gran mensaje de Simon Sinek en la segunda charla TED más vista de todos los tiempos. Si no tenemos muy claro el objetivo, el destino, no llegaremos a ningún sitio. Séneca decía que ningún viento es favorable para el barco que no sabe a dónde va. El primer paso hacia el cambio empieza por responder con honestidad estas preguntas.

Las personas cambiamos cuando la perspectiva de futuro es mejor que el presente. Por eso la narrativa con la que hablamos del futuro es tan importante, la forma en que contamos la historia es lo que permite conectar con los demás. No se trata de mentir sino de saber hacer énfasis en aquellos elementos con son más atractivos para la otra persona, pensando en positivo. Esto requiere ingenio y pensamiento lateral. Y sobre todo requiere empatía cognitiva.

Este tipo de empatía consiste en meterse en la mente de la otra persona, con todos sus valores, sus prejuicios, sus miedos, sus sueños y demás emociones. Cargamos una mochila de vivencias que condicionan nuestra visión del mundo. Al contrario de lo que se suele pensar, no se trata de que yo me ponga en la situación de la otra persona sin más. Pongamos el caso de una persona que es cabeza de familia, con hijos pequeños, que acaba de perder su empleo en un sector con mucho paro. Empatizar con ella no significa que yo con mis valores, prejuicios, deseos y miedos me ponga en su situación y trate de ver cómo me siento. Se trata de quitarme mis gafas de ver el mundo y ponerme las suyas, pensando y sintiendo como esa persona piensa y siente. Y desde ahí darme cuenta de que bajo esa perspectiva el comportamiento de esa persona es totalmente lógico. Mientras el comportamiento del otro nos parece ilógico o incomprensible, nos está faltando empatía cognitiva. Existen otros tipos de empatía como la que se produce mediante las neuronas espejo, pero no es esa de la que estoy hablando. Meterse en la mente de otra persona requiere una profunda motivación, cariño, auténtica curiosidad y ganas de aprender a ver la vida como lo hace esa persona. Es una tarea que puede llevar años. Una vez situados ahí podemos empezar a construir la narrativa sobre el futuro adecuada para cada persona, motivando que el cambio parta de ella misma. Puesto que el cambio requiere mucho tiempo y energía, es muy importante tener claro qué cambios merece la pena luchar porque la vida es breve.

A nadie le gusta que le cambien, las personas cambiamos cuando pensamos que la decisión del cambio parte de nosotros mismos. Pese a que esta percepción es a menudo irreal ya que estamos sujetos a la influencia de múltiples factores como la cultura, la educación, la familia y los amigos, las circunstancias. A veces cambiamos porque sucede algún evento trágico en nuestras vidas. Pero cuando pensamos que tenemos el control y la autonomía para cambiar es cuando nos sentimos contentos de hacerlo. Es cuando se puede producir un cambio profundo y duradero. Si el cambio viene forzado por una orden de otra persona es probable que no se llegue a producir (aunque te digan que sí) o que tenga consecuencias destructivas.

Los seres humanos somos irracionales. Todo el mundo cree que su pensamiento es lógico, que tiene sentido y puede explicar el por qué de sus motivaciones. Salvo personas con enfermedades mentales severas, cada persona encuentra un sentido a lo que hace. El cerebro simplifica la realidad para que podamos entenderla y sobrevivir en el mundo, construyendo modelos y patrones que nos permiten clasificar y procesar la información. Pero la realidad no es lo que vemos ni percibimos, cada cual ve su realidad. Para encontrarle sentido a nuestro mundo, el ego se interesa por la información que refuerza nuestras creencias (sesgo de confirmación), y rechaza las opuestas. Por eso preferimos leer un libro de una ideología afín y evitamos leer uno que pueda poner en duda nuestros esquema de creencias.

Desde una posición de “mi planteamiento es lógico y el tuyo no”, no cambiaremos a nadie. No se trata solo de cómo lo expresemos sino que de verdad lo pensemos. En ese juego hay un ganador y un perdedor, mi visión contra la tuya. Desde ahí las personas no nos sentimos reconocidas, ni entendidas de verdad.

“Me estas tratando de convencer de que tus ideas tienen más sentido que las mías pero no me entiendes porque no llevas las mismas gafas de ver el mundo que llevo yo. No me ves como yo me veo a mí y como veo la vida.” 

Esa persona sabe que está siendo juzgada. Es inevitable que juzguemos a los demás porque el cerebro lo hace tan rápido que ni nos damos cuenta. Es condición humana ver primero nuestras diferencias con los demás que las coincidencias; “es más guapo, más feo, más fuerte, más gordo, más delgado, más inteligente,…” No podemos evitar que se produzca ese juicio immediato pero sí podemos elegir ignorarlo, dejarlo fuera de la conversación y de los pensamientos a la hora de tratar a los demás. Al mismo tiempo necesitamos aceptar que también estamos siendo juzgados cuando nos exponemos a un proceso de cambio, que es natural. Una de las mejoras herramientas que existen para comunicarnos sin juicio es la Comunicación No Violenta.

La clave del cambio es llegar a ver al otro de verdad, con todo su equipaje. Cuando el otro se sabe reconocido entonces puede querer subirse a nuestro barco porque juntos decidimos el rumbo que ponemos hacia un destino mejor.

El líder es aquella persona que consigue que los demás quieran subir a su barco y remar juntos por voluntad propia, sin forzar a nadie. Así lo explica Daniel Gabarró en Liderazgo Consciente.

En relaciones difíciles las conversaciones sobre el cambio no funcionan si son demasiado directas. “Explícame, ¿por qué has suspendido el curso?”, ¿por qué no te pones a trabajar?”¿Por qué has dejado ese trabajo?”. Ser tan directos ante cuestiones delicadas provoca que la otra persona se cierre a la defensiva. En relaciones familiares y laborales difíciles, no podemos abordar la conversación de frente sino en diagonal. Compartiendo tiempo juntos, momentos buenos y conversando sobre cosas sin importancia. Poco a poco, los temas importantes irán saliendo a la luz sin forzarlo, en pequeñas dosis. Así podremos ir aprendiendo a sentir como siente el otro.

Es muy importante mirar a los ojos durante la conversación y permitir que haya silencios. El silencio permite crear espacio para la reflexión y la respiración consciente. También contribuye a provocar una tensión sana que mantiene viva la atención. Es importante que la conversación se produzca cuando se reúnan las condiciones adecuadas para que ambas personas se sientan receptivas a escuchar y comunicarse. Es contraproducente iniciar la conversación cuando una de las dos está estresada porque dispone de poco tiempo, o cuando hay mucho ruido en el ambiente, temperatura extrema o no hay intimidad, es decir, hay personas escuchando que no deberían… hay que elegir el momento adecuado para la conversación y cuidar que solo estén las personas que deben estar, nadie más.

Uno de los principales motivos por los que no cambiamos es el miedo. Todo el mundo tiene miedo a algo. El miedo es una herramienta útil que nos da información para mantenernos con vida. El cerebro reptiliano se encarga de decirnos “quédate en casa que estas mejor”, “quédate en tu trabajo que es estable y no está tan mal”, “mejor no digas nada”, “no saldrá bien”, “¿qué van a pensar de ti?”, “no vales lo suficiente”, “no das el nivel”, “este año no, mejor el próximo”. Su función es mantenernos vivos en un entorno hostil. Sin esa parte del cerebro no estaríamos aquí. Aunque tiene su utilidad, el mundo en que vivimos hoy no tiene los peligros del paleolítico por lo que entrar en pánico nos limita. Entre la emoción y la acción tenemos un espacio para respirar donde la parte frontal del cerebro tiene la oportunidad de decirle a la amígdala, “gracias por tu consejo pero ahora no es eso lo que necesito”. El espacio entre la emoción y la acción es algo que trabaja mucho Rosa Elvira González en sus formaciones y algo que también he escuchado de líderes de éxito como Roberto Canales. No es fácil, lleva toda una vida. Pero ciertamente comprender nuestro cerebro primitivo, el hecho de que es humano, es una ayuda para empezar a caminar hacia ese lugar. Entender cuándo el miedo de los demás está actuando para bloquearles es fundamental para ayudarles a vencerlo.

El líder es seguido cuando hace que los demás se sientan seguros, mostrando un camino en el que no hay miedo.

Uno de nuestros mayores miedos es la ira del tirano interior, como díría Hana Kanjaa en su gran libro. Todos cargamos en la mochila la marca de la vergüenza que alguien nos hizo sentir en algún momento. Pensamos que tememos a la situación del exterior, pero en realidad a menudo es miedo a la voz de ese personaje interior que nos sabotea. La que te dice que no eres suficientemente. Que deberías ganar más dinero, tener un puesto más alto en la empresa, ser más fuerte, estar más delgado, ser más guapo, más inteligente, ser más constante, más valiente…  Es hora de decirnos que ya somos suficiente, como dice Brené Brown en su gran charla TED, el poder de la vulnerabilidad.

En algún lugar leí que por nuestra mente pasan muchos más pensamientos negativos que positivos durante el día. Tiene sentido de cara a la supervivencia en el paleolítico.  Podemos elegir no subirnos al tren de los pensamientos negativos. No es fácil en absoluto, pero es posible. Hace poco escuché una poderosa frase que se me quedó grabada: “Donde hay amor, no hay miedo” – resulta ser una frase bíblica.

Más allá del miedo, la motivación intrínseca se compone de otros factores como los sueños, los deseos. Y también emociones que asociamos como negativas pero que son extremadamente útiles y necesarias para mantenernos motivados el tiempo que haga falta hasta cambiar las cosas. Si el Dr. Martin Luther King hubiera sido blanco, su motivación para provocar el cambio en la sociedad no hubiera sido la mismo. El Dr. Luther King tenía un sueño, pero también sufría todo tipo de maltrato con sus consecuentes emociones negativas.  Esto no significa que haya que infligir castigo en los demás para que cambien, eso sería un jefe tirano y no un líder. Lo que significa es que si entendemos las emociones negativas de los demás podemos hacer palanca con ellas. Por otra parte sus sueños son lo que nos permite co-crear ese atractivo futuro. Sobre el impacto de las emociones en el cambio aprendí leyendo el libro A Beatiful Constraint.

El dilema del coste hundido también juega un papel importante en la toma de decisiones; en algún momento del pasado hicimos una inversión y nos anclamos a aquel esfuerzo pese a que es inútil para el futuro. Por haber gastado un tiempo o un dinero, seguimos gastando más tiempo o más dinero o simplemente perdiendo oportunidades. ¿Cuál es el coste hundido que impide el cambio en la persona en que lo buscas? ¿podemos explicarle que aquel regalo del pasado ya no sirve para el futuro? ¿que el pasado es pasado?

Todo esto aplica tanto al cambio en los demás como al cambio interior, al de tí mism@. Si el cambio que buscas es en tí, además hay otra poderosa pregunta que añadir a las de arriba:

  • ¿En quién te quieres convertir?

En lugar de pensar qué quieres cambiar de tí, piensa en quién te quieres convertir. Imagínate como piensa esa persona que quieres llegar a ser, cómo se comporta, cuál es su actitud. Ahora prueba a comportarte como si ya fueses esa persona. Actúa como si ya hubieses llegado a ser quien quieres ser, imitando a ese yo del futuro, porque imitando podemos cambiar nuestro discurso interno y llegar a donde queremos. Ejemplo: si quieres ser un gran conferenciante, súbete al escenario como si ya lo fueses, como si hubieses dado miles de conferencias y tuvieras reconocido prestigio.

Buena parte del contenido de este artículo han sido lecciones aprendidas de Seth Godin mediante sus libros, sus podcasts y por supuesto gracias a altMBA, especialmente a mis compañeros de curso.

Estuve en AOS2019 en Bilbao

AOS2019Felicito a la organización del AOS2019 de Bilbao porque estuvieron geniales. Estoy muy agradecido a todas las personas que lo hicieron posible: organización, patrocinadores, personal del hotel y sobre todo a todos los participantes. En esta ocasión la fecha coincidió con mis clases anuales en el Máster de Métodos Agiles de La Salle, por lo que sólo pude estar en el AOS el jueves y un ratito en la mañana del viernes. Me perdí la mayor parte de las sesiones, que tuvieron lugar el viernes.  Me dió mucha pena no poderme quedar a disfrutar de todo el evento porque tenía pinta de que podía aprender mucho allí y por lo que leí en twitter estoy seguro que así hubiera sido. Pero tampoco me quejo porque el jueves lo viví a tope, además disfruté de la cena y del networking hasta que el cuerpo aguantó, conociendo a mucha gente nueva y reconectando con viejos amigos.

Tuve suerte de que mis dos propuestas del jueves fueron elegidas, rellenando las dos espacios horarios que permitía la tarde. En una sesión estuve introduciendo BDD y facilitando el debate que hubo entre los participantes de la sesión, que fue muy interesante. La gente se quedó con ganas de más, lo cual interpreté como buena señal. Aquí están las slides que mostré. Y en cuanto a autores que cité: Gojko Adzic, Dan North, Gáspár Nagy, Seb Rose, Matt Wynne, Aslak Hellesoy. Sus libros, sus charlas, sus cursos son excelentes para aprender BDD.

En la otra sesión estuve hablando sobre las claves para provocar el cambio y de esto pronto haré un post resumen pronto. Esta segunda fue la que más me gustó por la profundidad del tema y las aportaciones de los participantes. Además recibí buen feedback después sobre cómo mejorarla, con lo cual de aquí puedo sacar buenas charlas. Si alguien estuvo y quiere comentarme más feedback estaré encantado de recibirlo. La charla fue una combinación de lecciones aprendidas recientemente sobre lo que nos hace cambiar.

Me quedé gratamente sorprendido con el nivel de los comentarios de los participantes. Hablaban desde la experiencia de estar en equipos verdaderamente ágiles. Me pareció que la comunidad ha llegado a un nivel muy maduro de conocimientos y experiencias. Me pareció que los principios y valores estaban muy bien interiorizados. La gran mayoría de los asistentes no había estado antes en un AOS y eso hacía en cierta forma que yo lo viviera como si todo fuera nuevo, porque pocos me conocían, era uno más allí intentando conocer a gente, aprender y aportar. Este nivel de simetría que se crea en los open spaces es muy enriquecedor, no hay distancia entre ponentes y audiencia. La gente verdaderamente se mueve por lo que le aporta y le interesa. Me encantó estar inmerso en la comunidad. Y por supuesto me encantó reencontrarme con los buenos amigos de todas partes del país que llevaba sin ver incluso años. La reconexión con los amigos te da alas.

Algunas notas que me llevo para leer e investigar:

  • Libros que me fueron recomendados por personas con las que conversé:
    • Cambia el barco de rumbo, David Marquet.
    • Ahora o nunca, Nuria Picas.
    • Americanah de Chimamanda Ngozi
    • Altered Traits – Daniel Coleman
  • Videos: The nothing box, Mark Gungor
  • Niuco: una empresa que quiere cambiar el modelo de aprendizaje
  • Pixar Pitch – Explicado por Fernando Bogas, material sobre el que indagar
  • Wardley maps – De Simon Wardley – Me lo contaron JM Beas y Roberto Canales, esto lo quiero investigar bien.

Después durante mi estancia en Barcelona tuve la suerte de reencontrarme con buenos amigos y me recomendaron los siguientes recursos:

Como cada año, me lo pasé genial en mis clases del máster y me encantó conocer a tantos profesionales apasionados de su trabajo.

La oportunidad de la pequeña frustración

Las pequeñas dificultades son una oportunidad excelente para observar cómo funciona tu mente. Cuando no puedes abrocharte o quitarte el broche de la pulsera, no puedes abrir o cerrar el grifo, no consigues sacar un clavo o un tornillo. Tropiezas, caes y te manchas la ropa. Vas rumbo al aeropuerto con el tiempo más bien justo y te encuentras con un atasco. Son esas situaciones cotidianas que no ponen en peligro tu vida y sin embargo pueden suponerte una escalada de ira, de estress, de daño a tu autoestima… te llevan a un estado mental negativo que te puede arruinar el día. Es tu mente la que está llevándote al sufrimiento, no es la realidad. Es el momento ideal para reconocer esa voz interior que viene a chincharte y que puedes ignorar. Esta situación es un espacio de entrenamiento perfecto porque tu vida no corre peligro, tus emociones son reales y mediante la respiración y la observación del propio pensamiento puedes comprender lo que está ocurriendo y dejar de identificarse con el sujeto que está frustrado. Puedes aprender a dejar de culpar a los demás por lo que sea que te está ocurriendo. Es un campo de experimentación que te permite medir el progreso en tu trabajo interior y te prepara para la convivencia contigo mismo y con los demás. También te prepara para las situaciones que verdaderamente son importantes en la vida.

Aprovecha la oportunidad de la frustración

Veganismo y carnismo: siendo sincero

Un poco de contexto

Hace más de 13 años que no como nada de carne ni de pescado. Algo que en realidad quise hacer desde siempre pero mis padres no me dejaban. Dejar la carne fue muy fácil para mi porque nunca me gustó. No me gustaba el jamón serrano, nunca pude comer visceras, y practicamente solo comía pechuga de pollo y algo de cerdo muy hecho y con mucha salsa. Así que para mí admito que dejar la carne fue tremendamente fácil, fue casi un alivio. Pero entiendo que para aquellas personas que les gusta la carne poco hecha con sangre en el plato y que lloran de emoción cuando ven una pata de jamón serrano, dejar de comer carne sería todo un mundo.
Hace 2 o 3 años decidí dar el salto a vegano porque me informé más. Ví documentales, leí libros y descubrí que comiendo lácteos y huevos industriales estaba causando practicamente el mismo daño que comiendo carne. Cuando me informé y vi vídeos de granjas y de mataderos me sentí muy mal por no haber dado el paso antes. Me invadió la ira, me enfadé con el mundo por hacer lo que los humanos les hacemos a los demás seres vivos y durante un tiempo fuí intolerante hacia los no veganos y me irritaba mucho con las bromas típicas que me hacían los demás por no comer carne. Fuí extremista y agresivo. Este comportamiento es dañino para el que lo padece, para los demás y para el veganismo. Cualquier radicalismo dentro de un moviemiento hace que pierda fuerza y credibilidad ante los demás porque se percibe como dogma, cono una religión. No importa que lo que haya detrás sean hechos reales como la vida misma, una actitud intolerante provoca resistencia y una guerra que no lleva a ningún sitio.
Con el tiempo fuí suavizando mi actitud y siendo más capaz de ponerme en el lugar de los no veganos. Dejaron de afectarme las bromas fáciles de siempre y dejé de pensar que todo el mundo debía ser vegano. Digamos que acepté las cosas tal como funcionan. Ahora soy un vegano más feliz y que como efecto secundario de ser respetuoso y tolerante me he dado cuenta que sin buscarlo, hay más gente a mi alrededor que toma conciencia de sus elecciones a la hora de comer. Siento que me respetan más. No juzgo a la gente por lo que come, no me meto en la vida de nadie, no me opongo a sentarme a la mesa con platos de carne de los otros comensales, y agradezco cualquier gesto de amabilidad y de respeto hacia mi decisión de comer y vestir vegano. En lugar de dar peso a la negativo, se lo doy a lo positivo. Celebro los pequeños avances de conciencia que vamos viendo en la sociedad. Me inspiro en otros veganos que son amables y creativos como Guillermo Latorre. Y en veganos heróicos como Igualdad Animal, que con sus investigaciones están dando a conocer la verdad de la industria, dando voz a quienes no la tienen.
Hay mucho trabajo por hacer y muchas discusiones que se repiten una y otra vez, por lo que me apetecía escribir mis pensamientos a día de hoy para quitármelos de la cabeza y poder remitir a la gente a este post en lugar de repetir conversaciones.

Consumo consciente

No hace falta que todo el mundo sea vegano pero es imprescindible que la población mundial reduzca el consumo de carne porque el planeta no puede sostener este ritmo. Esto no me lo estoy inventando yo, la ciencia nos dice que es imposible aguantar este ritmo. Hay mil sitios donde podemos leer el impacto de la industria cárnica en el planeta como por ejemplo Cowspiracy Facts.
La mayor parte de la vida de mis abuelos y de su generación, sólo se podía comer carne unos meses del año. Se engordaba al cerdo durante el año, se hacía la matanza y se comía carne hasta que se terminaba el embutido. Sólo los ricos podían comer carne con más frecuencia. Lo que se hace hoy en día en el primer mundo de comer carne tres veces al día los siete días de la semana es algo sin precedentes en la historia de la humanidad. Es un disparate que las autoridades sanitarias ya han advertido. Así que realmente no es raro plantearse dejar de consumir carne unos cuantos días de la semana sino que es más sano y es más que necesario para el planeta. No solo para las demás especies animales y el entorno natural sino para los humanos en el tercer mundo que sufren las consecuencias del estilo de vida que tenemos en el primer mundo.

Recomiendo estar informados sobre lo que ocurre en las granjas y en los mataderos porque esta es la única forma en que podemos cambiarlo. La industria cárnica nos manipula por interes económico. En general la industria de la alimentación nos manipula y solo con un consumo consciente podemos hacer que esto cambie. Así que es recomendable ver los vídeos de las granjas, saber cómo funcionan los mataderos y saber qué hay en nuestra comida.
A menudo me encuentro personas que dicen que me entienden y que no les gusta que los animales sufran, pero que prefieren seguir comiendo carne y no ver ningún documental. Esta actitud donde tu corazón te dice una cosa pero tu cabeza te dice otra totalmente diferente, no puede ser sana. Creo que esta discordancia es uno de los motivos de que haya personas que intenten desacreditarnos a los vegetarianos o veganos para sentirse bien. Creo que es porque esas personas en el fondo se sienten mal consigo mismas. En muchos casos esas personas no cambian sus hábitos porque la industria e incluso los médicos desinformados les dicen que para estar sanos deben seguir comiendo carne. Por eso creo que es tan importante informar y estar informados. Para que la gente pueda elegir de verdad libremente, sin la presión de la industria y de la sociedad desinformada. Más adelante hablo del tema salud.

Con conciencia de consumo adecuada, aquellas personas de poder adquisitivo pueden por ejemplo comprar carne de animales que han vivido en total libertad, felices. Y no nos engañemos, no es barato. Una pata de jamón pata negra de bellota puede costar entre 1000 y 4000 euros. Sólo tienes que imaginarte el coste que tiene criar a un cerdo en esas condiciones para entender que pueda valer este precio.
Si te gusta mucho esta carne y tienes un gran sueldo, ¿por qué invertir tu dinero en un jamón industrial? Consumo consciente y responsable.
Sin ser jamón serrano, me consta que hay otros productos de origen animal no industrial con unos precios mas asequibles.

Particularmente no como carne ni siquiera de este origen porque despues de tantos años sin carne, la idea de comerla me da mucho asco. Algo ha mutado en mi cerebro y comer carne de un animal sería para mí tan repugnante como comer carne humana. Incluso aunque no lo fuera, me tira para atrás el funcionamiento de los mataderos.
Por desgracia la ley no permite matar a los animales en el lugar donde viven con medios que evitasen el sufrimiento como un tiro en la cabeza. La ley obliga a ir al matadero donde los animales pasan allí 24 horas de pánico presenciando la muerte de los que van delante y despues la agonia de una muerte lenta y cruel cuando les llega el turno. Los mataderos funcionan por kilos de carne que sale por hora. Con esta métrica lo que menos importa es si el animal está vivo o muerto cuando llega al despiece. Simplemente se le despieza lo más rápido posible. Es mucho peor que una película de terror.

El autoconsumo es una opción de comer carne que probablemente sea la más humanitaria. Criar al animal en las mejores condiciones, darle buena vida y luego darle una muerte rápida, sin dolor y sin miedo. Esto lo puede hacer gente en los pueblos que tenga el amor suficiente para criarlo en las mejores condiciones y el desapego suficiente para matarlo de un solo disparo o golpe.
De hecho el autoconsumo es la única excepción que hago en mi dieta, no con la carne sino con los huevos. Aún no tengo gallinas, que las tendré pero mi vecino si que tiene unas cuantas gallinas sueltas. No se dedica a la venta sino que son para autoconsumo y cuando tiene de sobra se los compro. Si me lee algún vegano dogmático me quitará el “carnet de vegano” cuando lea esto, pero no me importa (no existe tal carnet, es una forma de ilustrarlo).
El día que mi vecino se dedicase a la venta de huevos dejaría de comprarlos porque en el momento que hay negocio, los animales se convierten en mercancía y el cariño y el respeto se esfuman. Por eso no compro huevos de supermercado ni que ponga que son de gallinas sueltas. Hay mucho tongo con los supuestos huevos de gallinas sueltas. Tampoco como huevo fuera de casa, al desconocer su procedencia real. Si hay negocio de por medio, no quiero participar.

A pesar de mis convicciones aplaudo a la gente que se gasta el dinero en carne y huevos de animales sueltos, especialmente cuando conocen a los ganaderos y pueden ver por ellos mismos que los animales viven bien. Porque se trata de minimizar los daños, de ser coherentes y de intentar hacerlo lo mejor posible dentro de las posibilidades de cada cual.

Para entender cómo funciona la industria cárnica y darse cuenta de la manipulación a la que somos sometidos, recomiendo el libro de Melany Joy. A mi me marcó ese libro. Sin embargo me ha sorprendido hablar con personas que lo han leído por recomendación mía o de otra persona y me dicen que todo eso que pasa es en Estados Unidos y que aquí no pasa eso. Y con ese argumento niegan la realidad. Gracias a las investigaciones de Igualdad Animal sabemos que en España ocurre lo mismo y en Inglaterra y en Bélgica…. y en todos sitios, porque el negocio convierte a los animales en cosas. Este año en el programa de televisión Salvados pudimos ver un reportaje sobre todo esto.

Ser vegano no es más sano, pero tampoco es nocivo

Igual que existe la manipulación de un lado, puede haberla desde el otro. Quien dice que la dieta vegana o crudivegana es la ideal, creo que no tiene suficiente información. Sinceramente el humano ha sido omnívoro desde siempre y por eso no creo que la dieta vegana sea la mejor. De hecho tenemos que suplementarnos con vitamina B12.
Para comer bien hay que currarse más la cocina, ocuparse de comer bien y esto es un esfuerzo sobre todo al principio. En mi caso además soy ectomorfo, entreno fuerza e hipertrófia y busco ganar masa muscular. Me resulta más difícil llegar a las cantidades diarias recomendadas de proteína que si comiera carne porque soy de poco comer con lo cual muchos días no llego a los 1.6 gramos de proteína por kilo que se recomiendan para ganar masa. Es decir si en lugar de comer alrededor de 120 gramos de proteina diaria, hay dias que me quedo en 90. Pero tengo muy claro que por encima de mi aspiración deportiva y estética está mi voluntad de no hacer daño a los animales, ni al planeta ni a otras personas. Tengo mis prioridades claras.
Ojo, hay muchos veganos que consiguen fácilmente la ingesta de proteina requerida para ganar mucha masa muscular. Existen alimentos vegetales altísimos en proteína como la soja y sus derivados poco procesados como tofu y tempe. También otros menos populares como los altramuces, judías, garbanzos, lentejas, salvado y copos de avena, frutos secos, cacao, espirulina… no es un problema obtener proteína. Y en cuanto a los batidos de proteína suplementarios, las combinaciones de proteinas vegetales como soja, guisante, arroz y cañamo son una alternativa completa a los batidos de proteína de procedencia animal. Hay grandes atletas veganos que demuestran que ser vegano no es un impedimento para lograr cualquier meta.
Llevar una dieta vegetariana o vegana tiende a ser muy saludable porque comes más fruta y verdura que en otras dietas y suele ir acompañada de más hábitos saludables. Supone un nivel de conciencia distinto que te sugiere adoptar también otros hábitos saludables como dormir más y hacer deporte. Y te da la satisfacción de que estás un poquito más en paz con el medio ambiente, de que no tienes nada que ver con el holocausto animal que está ocurriendo cada día.
Así que es importante desmitificar la dieta vegana y la vegetariana tanto a la hora de exagerar sus beneficios como a la hora de demonizarla. Si tus comidas son adecuadas y te suplementas de vitamina B12 no tienes ningún problema de anemia ni deficiencias de ningún tipo. Mis analíticas despues de 13 años sin carne ni pescado son estupendas y mi rendimiento entrenando mejor que nunca.
Y por supuesto, si fumas o bebes alcohol o sufres mucho estres o duermes poco, lo último que debería preocuparte es la dieta vegetariana. La cadena se rompe por el eslabón más débil. Recuerda la coherencia y el sentido común.

Respeto

Aquellas personas que deciden reducir el consumo de productos animales, están haciendo uno de los esfuerzos más nobles por el bien del planeta. Se merecen un respesto. No importa si tu dieta es vegetariana y ellos comen carne dos veces en semana, no son el enemigo. No importa si tu dieta es vegana y ellos vegetarianos, no son el enemigo. Cualquiera que esté consumiendo de manera consciente se merece un respeto. Los demás tambien, pero lo que trato de decir es que hay que animar, recompensar y reconocer a quien ya está andando el camino. Tender una mano. No tiene ningún sentido que el vegano vea al vegetariano como el enemigo. Aquí el único enemigo son las mentiras, la desinformación, la indústria y su falta de escrúpulos.

Los argumentos típicos sobre si los veganos matan mosquitos o si las plantas sienten y estos se las comen, están fuera de lugar. Por encima de todo está la supervivencia de cada uno. Hemos venido a luchar por sobrevivir, salvo aquellas personas que se suicidan que por desgracia son muchísimas. Y por tanto, aunque recozco que las plantas sienten, no voy a morir de hambre por ello. Pienso que este tipo de argumentos buscan desacreditar a los que consumen de manera consciente para hacer sentir mejor a los que los utilizan. No hace falta desacreditar a los demás para justificarte. Haz lo que creas conveniente y respesta a los que están haciendo algo por el planeta y comen menos carne. Le están haciendo un favor a tus hijos y a tus nietos. Si eres una persona inteligente sabes que son discusiones sin sentido. Puede que hayas tenido una mala experiencia con algun vegano dogmatico. Lo siento, es una persona que todavia está en una fase inmadura y está en proceso de aprendizaje. Si insistes con esos argumentos, los que ya se encuentran en un punto mas avanzado del camino no van a molestarse con tu actitud, simplemente te van a ignorar. No vas a encontrar información enriquecedora ni útil por esa vía.

En cuanto a las tradiciones, yo las entiendo perfectamente y las respeto. Pero también me gustaría que se entendiera que pueden resultar excluyentes. Hay ciertos eventos de mi sector a los que no voy porque no quiero encontrarme con un cochinillo en la mesa a la hora de comer, por ejemplo. Yo se qué dicen que está muy rico de sabor, que es una tradición, etc… pero para mí es una imagen extremadamente explícita del holocausto al que están sometidos estos animales. Un animal como el cerdo que es más inteligente que un perro y que comparte mas del 90% del genoma nuestro, que es apartado de su madre… es rememorar un drama que conozco bien. Y en un evento técnico no veo la necesidad de rememorar ese drama. Así que yo respeto la tradición y la entiendo, pero no deja de ser repelente para quienes no la comparten. Hay momentos para la tradición y momentos en los que no toca meter la tradición. Y me refiero a las tradiciones gastronómicas. Todas las demás tradiciones que tienen que ver con tortura de los animales no tienen ya hoy en día ninguna justificación plausible. Fueron parte de nuestra historia, está bien que las recordemos pero no son parte de nuestro futuro.

Conclusión

No es tan difícil entendernos si todos ponemos de nuestra parte. No desde el rencor, el juicio o el miedo. Sino desde la ciencia, el amor y el respeto. La sociedad está cada vez un poquito más concienciada. Existe mucha desinformación en internet y muchas mentiras, pero aún así la tecnología nos está permitiendo avanzar hacia un estado de conciencia más profundo. Poquito a poco estamos cambiando a mejor.